Entre 3 y 5 muertos, 50 en toda la “historia” de esta vergonzosa carrera. Prepotencia y opulencia, publicidad multimillonaria. Comer en la casa del hambriento saqueado por el que come. Quítate de en medio pastor, que tengo preferencia. Quítate de en medio niña que soy más fuerte y más grande.
Representación cuasi teatral de la opulencia prepotente del imperialismo.
El gas pasa de largo por Tanger y Senegal, igual que los coches, camiones y motos.
Ir a cazar “guanaminos” donde ya no queda nada. Los niños que no son atropellados, sirven de esclavos, repostan en mitad del desierto coches que no existían ni en sus sueños, pero esto no es “efecto llamada”.

Pasa de largo el comentarista, “una niña atropellada…”, lo importante es el piloto que se ha “esnucado”, pocos diría yo, como toreros y tunos muertos.

Anuncios