La “administración Bush”, como les gusta decir, cambió en Junio del discurso más ofensivo hacia Irán a un tono más suave. Conocedor de los casi 3000 soldados del ejército estadounidense (que no estadounidenses) muertos en lo que va de guerra, parte de esa administración no se atreve, no se las ve sólo en un ataque a Irán.
La Unión Europea tiene, por ahora, asegurado el suministro de Petroleo “árabe”, por lo que no está tampoco por un ataque militar para resolver “la excusa”, el desarrollo nuclear iraní.
A Bush le toca esperar.
Pero hay un sector de su gobierno con síndrome de abstinencia, llevan demasiado tiempo esperando ampliar la tierra prometida, y es que después de tantos siglos la cosa tiene sus intereses, al 6% TAE.
No siempre o no todo el imperialismo es económico. La invasión de Irak no es sólo por el petroleo, también influyen cuestiones ideológicas.
En EEUU el sionismo manda. El lobby judío presiona más y más para hacer desaparecer todo vestigio árabe de Israel (intereses incluidos).
Cómo se consigue convencer a más países de que hay que seguir con la guerra infinita, esta vez contra Irán, con el inconveniente de que éste sí tiene armas de destrucción masiva, y un ejército de miles de combatientes “internacionales” dispuestos a morir en cualquier país del mundo. Pues provocando.
Curiosamente, el 9 de junio, sin excusa se bombardea una playa repleta de niños y mueren al menos 15 palestinos. Y así diariamente, ataques a civiles, edificios gubernamentales, policía palestina, bloqueo, etc. Hasta que la “guerrilla” palestina toma preso a un combatiente, un soldado, no lo olvidemos, israelí.
1ª excusa, la puta de la UE, callada hasta ese momento condena enérgicamente el secuestro y llama a la calma. Pero el ejército israelí sigue erre que erre.
Y todos los estados clientelistas árabes, callados. Sólo Hizbulá se atreve a luchar por la dignidad palestina y “da de baja” a unos cuantos soldados judíos. Con la esperada respuesta.

Mientras, en el mundo del mundial, ahora lo que interesa son los cabezazos más que los pepinazos. Y dice Polanco que los únicos musulmanes que nos tienen que interesar vienen de Francia. Es por eso que la gente no sale a la calle, o al menos no tan “masivamente” como en Abril del 2003.

Pues ante esta asquerosa indiferencia, ante este mirar para otro lado, ante las decenas de niños palestinos que mueren todos los días y no sólo por las bombas. Por toda esa gente que no duerme en Gaza por las bombas “de ruido”. Deseo que hayan más Hizbulás, que Irán intervenga, que Corea siga amenazando con sus misiles. Porque “la paz” sirve en estos momentos para el genocidio, los palestinos no pueden defenderse ante el Estado más subvencionado del mundo, y la dignidad, hoy, sólo se puede defender con la violencia.

Anuncios