Traducción del artículo en inglés:
El 11 de septiembre fue un complot interno estadounidense
Traducido por Helena, Gracias!

¿Fue el 11 de septiembre un trabajo interior?

9/11 LA VERDAD: Más y más personas en los E.E.U.U. están convencidas de que las autoridades americanas están encubriendo su implicación en la tragedia del 11 de septiembre. Las declaraciones de los testigos, el marco confidencial durante varios años, ahora demuestran que la demolición controlada pudo haber ocurrido. El gobierno de los E.E.U.U. había anticipado desde hacía tiempo tal incidente – como indica el documento Republicano de la defensa de la reconstrucción de América, del año 2000. La organización 9/11 La verdad cree que los E.E.U.U. probablemente orquestaron un incidente de este tipo para justificar la invasión de Irak y de Afganistán, así como la reducción de libertades civiles dentro de los E.E.U.U. a través de la introducción del Acto Patriota. Ahora ha salido a la luz, que un superior militar líder en la América de 1962 ideó un plan para un ataque premeditado contra los americanos, que habría implicado derribar un avión de pasajeros, de modo que la culpa se le pudiera echar a Cuba. ¿Por qué debería ser excluido esto hoy? Muchos también creen que la inteligencia Paquistaní cooperó con la CIA y el al-Qaida porque anteriormente transfirieron significativas sumas de dinero al secuestrador Mohammed Atta en los días que conducían al 11 de septiembre. Incluso tenían a Bin Laden bajo vigilancia, porque en Septiembre de 2001 se encontraba recibiendo tratamiento en un hospital militar en Peshawar, Paquistán.

Kim Bredesen, periodista para Le Monde diplomatique. Julio, 2006.

Para muchos de nosotros resultaría extraño imaginar si el impacto de un avión de pasajeros no era suficiente para causar el derrumbamiento de un rascacielos. Así, había algunos que se preguntaban qué fue aquello que golpeó las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 o la identidad de los autores. Sin embargo, en los años intermedios, varios individuos y grupos, ambos en Norte América y en Europa, comenzaron a preguntarse si esto necesariamente significaba precisión. Para ellos, el conjunto de circunstancias contradictorias que rodeaban a los ataques no se corresponden con las explicaciones de las autoridades Americanas y de la Comisión del 9/11 nombrada por el Congreso.

Una razón clave para esta pregunta podría ser que hay testigos y participantes en el 11 de septiembre que describen acontecimientos que no se corresponden con los acontecimientos de la historia oficial. Un ejemplo proporcionado por los espectadores que oyeron y vieron lo que creyeron que eran explosiones alrededor de las Torres Gemelas antes de que fueran golpeadas por los aviones. Los policías pensaron que parecía una “implosión dirigida”. El bombero Richard Banaciski relató que: “Parecía como cuando en la televisión hacen saltar estos edificios. Parecía como si todas estas explosiones fuesen a producirse por toda la zona de alrededor como un cinturón.”

El comisario auxiliar de fuegos, Stephen Gregory, afirmó:

“Vi un flash flash flash [en] el nivel inferior del edificio. ¿Cómo cuando demuelen un edificio?”

Otra declaración polémica vino del trabajador de mantenimiento, William Rodríguez, que estaba trabajando en la Torre Norte el 11 de septiembre. En una entrevista con el New York Magazine él afirmo que primero oyó una enorme explosión cuando se encontraba en uno de los sub-sótanos del rascacielos y atestiguó el aspecto de las víctimas que se encontraban en el hueco del ascensor, con la piel de sus brazos quemada por el fuego. Después de la explosión en uno de los sub-sótanos, oyó otro procedente de arriba. Era Boeing 767. William fue el último superviviente rescatado de la zona cero del World Trade Center´s. Él fue aclamado como un héroe y fue invitado a visitar George Bush y la Casa Blanca. Más tarde, cuando él intentó publicar su historia sobre la explosión en el sub-sótano, fue rechazado por las autoridades americanas. Ahora él ha archivado un pleito contra estas mismas autoridades debajo del estatuto de RICO, una decisión legal diseñada originalmente para procesar a familias de la mafia.

Además de las declaraciones de los testigos que describen una demolición controlada de las Torres Gemelas con los explosivos, críticos de la administración de Bush creen que hay varios conjuntos de circunstancias alrededor del 11 de septiembre que dan una buena razón para sospechar que la historia oficial es incorrecta. Es un hecho que ninguno de los cuatro aviones secuestrados fue interceptado por los aviones de combate. Que esto no sucedió, combinado con el hecho de que la mayoría de la fuerza aérea estaba ocupada con ejercicios militares, ha dado el peso a la sospecha de que la Fuerza Aérea de defensa Americana dio la orden de “retirarse”de modo que los ataques terroristas podrían realizarse sin ser estorbados. Otra circunstancia sospechosa es que el WTC 7 – también conocido como Edificio 7 – un rascacielos de 47 plantas, fue derrumbado sin ser golpeado por ninguno de los aviones. Inversamente, los edificios adyacentes siguen estando intactos. Cuando va al tema de la prevención de los ataques, afirma que el NSA supervisó conversaciones, en el verano de 2001, completamente traducidas – en tiempo real – entre Mohammed Atta y Khalid Shaikh Mohammed que han levantado la preocupación. En una de las conversaciones, Atta presumiblemente dio a Mohammed la luz verde para los ataques; Por lo tanto, El NSA debería haber estado prevenido. La agente del FBI Colleen Rowley afirmó que los directores del FBI obstruyeron intencionalmente su investigación sobre Zacarias Moussaoui en lo referente a la investigación que habría podido conducir a la aprehensión de los secuestradores, en el tiempo en el que él asistía a la escuela de vuelo en Minneapolis. Hicieron esto a pesar de las advertencias recibidas desde la inteligencia Francesa. Rowley cree que, si el FBI hubiese aprobado la investigación, ella habría podido destapar los planes de Moussaoui así como los de varios secuestradores alistados en la escuela de vuelo. El hecho de que la inteligencia Paquistaní (ISI) transfiriera significativas sumas de dinero a Mohammed Atta en los días que conducían al 11 de septiembre, hace creer que, es evidente la cooperación entre el ISI, la CIA y Al-Qaida.

También puede parecer sospechoso que George Bush haya mantenido que las autoridades Americanas han renunciado a la caza de Osama Bin Laden, el principal sospechoso tras el 11 de septiembre. El General Richard Myers también declaró que la guerra en Afganistán no era para encontrar a Osama Bin Laden. Además, un antiguo agente de la CIA, Gary Berntsen, ha afirmado que la administración de Bush dejó escapar a Bin Laden cuando lo acorralaron en las montañas de Tora Bora, en Afganistán, en 2001. También se sabe que la inteligencia Americana estaba completamente enterada del paradero de Bin Laden desde julio de 2001, cuando recibió tratamiento por un problema de riñón en un hospital americano en Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. Meses más tarde, en septiembre, él también recibió tratamiento en un hospital militar en Peshawar, Paquistán bajo la vigilancia de la inteligencia Paquistaní. La existencia de circunstancias y de testimonios de testigo que se contradicen con aspectos de la historia oficial ha provocado que algunos individuos y grupos busquen explicaciones alternativas a qué pasó el 11 de septiembre de 2001.

Por esta razón, se ha originado una verdadera selva de teorías sobre que pasó realmente, en los EE.UU., hace cinco años. Las teorías se despliegan en varias direcciones interconectadas. Una comparación de las diferentes opiniones esta presentada en el libro “El Nuevo Pearl Harbor – Preguntas Inquietantes sobre la Administración Bush y el 9/11” (2004), por David Ray Griffin, profesor Teología y de la Escuela de Teología de Claremont, en Claremont, California. Una premisa dominante que él presenta en su libro es que la responsabilidad de los ataques del 11 de septiembre, puede, en gran parte, estar atribuida a los anteriores miembros de la reserva Neo-Conservadora creadores del Proyecto por un Nuevo Siglo Americano (PNAC- Project for a New American Century), que ahora son piezas claves en la Administración de Bush. En el documento Reconstruyendo la Defensa Americana: estrategias, fuerzas y recursos para un Nuevo Siglo Americano (2000), redactado por los miembros del PNAC, se afirma que: “Además, el proceso de transformación, que traerá cambios revolucionarios, y que probablemente sea largo, está ausente de algunos acontecimientos catastróficos y de catálisis – como un nuevo Pearl Harbor”. El título del libro del Griffin se refiere a la declaración de PNAC de la necesaria transformación de los militares Americanos “un nuevo Pearl Harbor”. Griffin considera esta anotación teniendo en cuenta el principio legal del motivo de beneficio, o bono del qui y concluye que el 11 de septiembre fue precisamente el catalizador que la administración de Bush necesitaba. Según la opinión de Griffin, es probable que los E.E.U.U. orquestaran un incidente de este tipo para justificar la invasión de Iraq y de Afganistán, así como el acortamiento de libertades civiles en los E.E.U.U. a través de la introducción del Acto Patriota. El que ellos hayan elegido invadir países de Oriente Medio, él lo ve simplemente como una extensión de la cooperación que los E.E.U.U. ya tenían con la élite poderosa en Arabia Saudi, la inteligencia Paquistaní (ISI), el régimen Taliban y los regímenes en Asia Central. Y para Griffin, los asuntos en Oriente Medio y Asia Central están absolutamente claros: son el control de la producción y del transporte del petróleo tanto vía conducto como vía petroleros. Griffin no señala a ninguna figura específica responsable de organizar los ataques del 11 de septiembre. Él señala solamente que hay diversas opiniones sobre este tema. Para algunos, la especulación sobre la identidad de esos responsables rodea a las agencias de inteligencia como la NSA, el FBI o la CIA. Otros creen que fue la Casa Blanca. Un tercer grupo cree que fueron figuras individuales como Dick Cheney, Paul Wolfowitz, Jed Bush, George Tenet y Donald Rumsfeld los verdaderos arquitectos de los ataques. Alternativamente, otras posibles combinaciones de autores y de organizaciones pudieron haber trabajado juntas.

En su artículo: ¿Qué es su nivel “HOP”? Nicholas Levis categoriza las opiniones sobre los ataques bajo cuatro títulos principales:

a) La Historia Oficial: Que Osama Bin Laden fue el responsable, que los aviones fueron secuestrados por 19 fundamentalistas Musulmanes y que la Casa Blanca no recibió ninguna advertencia.

b) Teoría de la Incompetencia: Acepta la Historia Oficial pero culpa a la Casa Blanca, el FBI, la CIA, el NSA y otros por no hacer caso de las muchas advertencias. Ésta fue la línea tomada, con gran encubrimiento y dando muchas vueltas, en el informe de la Comisión del 9/11.

c) LIHOP (“dejándolo ocurrir a propósito- Let It Happen on Purpose”): Hay bastantes variaciones en ésta. Principalmente habla sobre cómo facciones dentro de las autoridades Americanas y del sector privado estaban enteradas de los planes de los secuestradores pero no hicieron nada para detenerlos, puesto que el 11 de septiembre estaba conforme con los objetivos políticos.

d) MIHOP (“haciéndolo suceder a propósito- Making It Happen on Purpose”): Las autoridades Estadounidenses o las fuerzas privadas planearon y realizaron los ataques.

Para los escépticos, el denominador común, es su creencia de que al menos uno de los elementos de la presentación oficial del 11 de septiembre es inexacto. Para aquellos que se subscriben a la radical hipótesis de MIHOP, una premisa dominante es que las Torres Gemelas – incluyendo el Edificio 7 – fueron derrumbadas como resultado de una demolición controlada con explosivos; esto fue un trabajo interior. La parte técnica de la construcción de esta demanda sin embargo ha sido directamente refutado en un informe de aproximadamente 10.000 páginas redactado por el National Institute of Standards and Technology (NIST), que afirman que fue el combustible de los aviones de pasajeros el que alteró la estructura de las torres y, al fin y al cabo, fue lo que causó el derrumbamiento. El NIST no puede ofrecer una explicación satisfactoria en cuanto a porqué se derrumbó el tercer edificio, WTC 7, si no había sido golpeado por ningún avión. El profesor de física en la Brigham Young Univertity (Universidad Joven de Brigham) en Utah, Steven E. Jones, rechaza las afirmaciones del NIST sobre las Torres Gemelas (véase también el artículo de Greig). Él cuenta, por ejemplo, cómo los testigos presenciales habían observado que el acero de los tres rascacielos se había derretido, (en algunos casos, el acero fue encontrado incandescente tres semanas después del ataque) y estaba retorcido de una manera que sólo podría haber sido causada por lo que él describe como un “ataque de una cortadora”.

Según Jones, estas cargas compuestas por thermate, HMX o RDX, solamente se utilizan en los explosivos que se utilizan para demoliciones controladas. Otro punto importante para Jones es que los fuegos en los edificios y el combustible de los aviones de pasajeros, (la temperatura máxima para el combustible del avión es 1000 grados Celsius) no produjeron suficiente calor para derretir el acero – que requeriría temperaturas de entre 1550-1990 grados Celsius – dentro de la 1 u 1 ½ que tardó el derrumbamiento de las Torres Gemelas. Las afirmaciones y los datos de Jones están apoyados por el ingeniero Jim Hoffman. Después del análisis del vídeo y de las fotos de los acontecimientos, Hoffman concluye que los tres edificios cayeron casi simétricamente, más o menos a la velocidad de una caída libre y directamente debajo de sus propias fundaciones. Por lo tanto, según Hoffman, la velocidad del derrumbamiento, la pulverización en concreto de un polvo “lechoso” y la presencia de las nubes de polvo horizontales observadas junto a WTC 7, son asociadas con el uso de explosivos preposicionados en los edificios. Muchas personas no creen la Historia Oficial, pero están convencidos de que el derrumbamiento de las Torres Gemelas fue un trabajo interior – que las autoridades “dejándolo ocurrir a propósito” o “haciéndolo suceder a propósito”.

Muchos que pusieron su confianza en otras hipótesis, han ensamblado fuerzas con la organización paraguas del 9/11La verdad – una organización que existirá hasta que la pregunta sobre qué pasó el 11 de Septiembre de 2001 sea contestada. 9/11La verdad ha reunido a una sección representativa de la sociedad; miembros con diversas alianzas políticas dirigen las mismas organizaciones y grupos de presión. Esta cooperación se concentra principalmente en las reuniones, demostraciones, la producción de películas documentales, foros de Internet, publicaciones en línea y conferencias. En el Reino Unido, una rama local del 9/11La verdad se ha fijado en la plataforma llamada la Verdad sobre el siete de Julio, para intentar averiguar juntos qué sucedió durante los ataques terroristas contra Londres el 7 de Julio de 2005. 9/11La verdad plantea preguntas sobre porqué ninguno de los aviones de combate pudieron interceptar a los cuatro aviones secuestrados. 9/11La verdad busca respuesta a si está mintiendo o no la administración de Bush cuando dice que él no tenía ningún conocimiento de antemano sobre los ataques terroristas. Así como las agencias de inteligencia como el FBI, la CIA y NSA fallaron deliberadamente en investigar pistas y rechazar las evidencias que habrían podido identificar a los secuestradores antes del 11 de septiembre. 9/11Truth organizó una importante conferencia titulada “9/11 Revelando la Verdad/ Reclamando nuestro Futuro”, en Chicago, entre la 2 y el 4 de junio. Todos los días, el portavoz de los medios para NY9/11Truth (Nueva Cork, 9/11 La verdad), Les Jamieson, está en Manhattan meridional, donde cada domingo él ayuda a organizar pruebas en la Zona Cero o seminarios en la Iglesia de San Marcos, lo cual es posible gracias al sacerdote Frank Morales.

Jamieson respondió a las siguientes preguntas de Le Monde Diplomatique:

¿- El 11 de septiembre representa la justificación adicional para declarar la guerra?

– No. Sucedió antes en Alemania cuando el Reichstag fue agredido. Esos responsables de disfrazar a alemanes para parecer Comunistas y hacer pensar que los Rusos estaban atacando con fuego el edificio del parlamento Alemán. Los Alemanes hicieron lo mismo con Polonia. Vistieron a presos para que parecieran soldados alemanes y les dispararon. De esta manera, hicieron creer que los soldados Polacos estaban disparando a los Alemanes- y utilizado esto como excusa para invadir Polonia. Y ha aparecido recientemente que, aquí en los E.E.U.U., las autoridades planearon efectuar una operación semejantemente, la operación Northwoods: El plan fue ideado en 1962 por un superior militar líder en los EE.UU. El plan era preparar un ataque terrorista desde el interior, contra la costa de la Florida donde los Americanos serían asesinados, un avión de pasajeros sería derribado, un barco hundido – y toda la culpa se le echaría a los Cubanos. Así que esto no es nada nuevo, se viene haciendo desde hace tiempo.

¿- Cómo de cínico puede convertirse un gobierno?

– Una mentira también precipitó la guerra de Vietnam – los acontecimientos en el Golfo de Tonkin. Fue divulgado que los barcos torpedo Vietnamitas habían disparado a los barcos Americana en el Golfo de Tonkin. Pero estos informes eran ficticios. El Presidente Lyndon B. Johnson y Ministro de Asuntos Exteriores Robert McNamara explotó estos informes para pasar la Resolución del Golfo de Tonkin en el Congreso – el cual era una verdadera declaración de guerra. 50.000 Americanos murieron, cientos de miles quedaron trágicamente afectados. El herbicida Agente Naranja fue utilizado para envenenar granjas y la tierra. Esto es lo que sucede cuando los gobiernos y la élite poderosa dirigen guerras. Realmente hay un nivel del mal, un odio hacia la humanidad. Ése es el porqué de lo que Henrio Kissinger dijo una vez sobre la guerra entre Iraq e Irán: “Yo espero que se maten los unos a los otros,” o: “El petróleo es una mercancía demasiado importante para que se quede en manos de los Árabes.”

¿- Es posible sugerir que haya podido haber un grupo secreto conectado con el Gobierno, un” estado dentro de un estado,” que planeó y causó el 11 de septiembre?

– Sí. Uno tiene que recordar que hay grupos privados de agentes, ejércitos privados que existen fuera campo visual del Congreso. Realizan operaciones secretas dentro de la CIA, y tienen cortado todo el contacto con el Gobierno Americano, que por su parte, no tiene ningún conocimiento sobre qué se está haciendo. Esto ha estado sucediendo desde los años 50. Cuando Dwight Eisenhower dejó su presidencia dijo que uno debe estar vigilante sobre el control y la supervisión del Complejo Militar-Industrial. A día de hoy, todavía tenemos un gobierno fantasma, un gobierno invisible y creemos que éste trabaja junto con elementos dentro de las agencias de inteligencia MI5, MI6 y quizás Mossad. MI5 y la CIA definitivamente trabajan juntos traduciendo asuntos para la élite poderosa internacional.

¿- No estás asustado de ser etiquetado como teórico de la conspiración?

– El término “Teoría de la Conspiración” se debe también entender como una estrategia de los medios de comunicación y de los individuos dentro de la élite poderosa para sembrar las semillas de la duda sobre esta clase de información. El hecho es que, por el contrario, hay una gama de ejemplos de la conspiración verdadera de las autoridades. Por ejemplo, el asunto de Irán-Contras fue el resultado de una enorme conspiración que permitió la venta del narcótico para comprar armas para el Contras. Y tenemos el escándalo de BCCI en 1991 – un escándalo masivo de las actividades bancarias. Está también las votaciones en Florida en 2000 y en Ohio en 2004. Si uno estudia estas cosas, la gigantesca conspiración puede ser destapada. ¿Qué hay sobre todas las mentiras que condujeron a la invasión de Iraq? Nos dijeron que definitivamente existían armas de destrucción masiva y que Saddam intentó comprar la “tarta amarilla” de Nigeria. Todo fueron mentiras y engaños. ¡Esta clase de acontecimientos necesitan una conspiración! La versión oficial del Gobierno Americano de lo que ocurrió el 11 de septiembre de 2001 es una escandalosa teoría de la conspiración; ¡no se puede creer! En nuestra organización nosotros somos detectives e investigadores. Redactamos una teoría y realmente somos extremadamente rigurosos en encontrar el mejor análisis posible.

Les Jamieson no es el único que se suscribe a dichas teorías. La participación de muchos grupos comunitarios y personal de servicio conectados con 9/11La verdad ha generado un camino de investigaciones y artículos. Un grupo llamado Escolares para La Verdad del 9/11 (Scholars for 9/11TRUTH) se describen a si mismos como “una organización no partidista de la facultad, estudiantes, y escolares, en campos tan diversos como la historia, la ciencia, los asuntos militares, la psicología, y la filosofía, dedicados a exponer las mentiras y revelar las verdades que hay detrás del 9/11. Fue creado por el profesor de Filosofía James H. Fetzer y por el profesor de Física Steven E. Jones – el mayor experto sobre el derrumbamiento de las Torres Gemelas. El último trabajo será publicado en septiembre, y será una contribución a la Antología del 9/11 y del Imperio Americano: “Los intelectuales hablan claro” (2006). En el libro, editado por David Ray Griffin y Peter Dale Scott, hay también declaraciones de Ola Tunander, profesor en el PRIO – el Instituto de Investigación Internacional de la Paz de Oslo (Internacional Peace Research Institute Oslo- con el artículo “la Guerra del Terror y la Pax Americana”.

Nafeez Mosaddeq Ahmed escribió uno de los primeros libros publicados cuestionando la versión oficial del 11 de septiembre – “La guerra en la libertad: Cómo y porqué América fue atacada, el 11 de septiembre, de 2001” (2002). En él se expresan profundas críticas a la Política Exterior Americana, las cuales conducen al 9/11. Paul Thompson, de Escolares para La Verdad del 9/11, es el autor de “La Línea del Tiempo del Terror, Una crónica exhaustiva del camino hacia el 9/11 y de la Respuesta Americana”. Ésta es una exhaustiva colección de artículos informativos sobre los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Thompson trabaja en el Centro para la Investigación Cooperativa. Otro miembro de los Escolares para La Verdad del 9/11 del que se ha hablado mucho es David Ray Griffin. Además libros sobre la teología, la religión y la filosofía, él escribió “El Nuevo Pearl Harbor” (2004) y “Comisión, Omisiones y Distorsiones” (2005). En el último, Griffin destaca 115 áreas donde el informe de la Comisión de 9/11 falló al evaluar evidencias importantes o deducir conclusiones fundamentalmente defectuosas desde la evidencia existente.

Griffin es también una fuerza dinámica que está detrás de la organización MUJCA-net – un foro de discusión para cristianos, judíos, musulmanes y otros creyentes que sean escépticos sobre la explicación oficial del 11 de septiembre. El jefe de la organización es el intelectual, doctor e imán Faiz Khan, que trabaja en un hospital judío en Nueva York. En el ensayo “La Parálisis del Discurso; La Incompetencia de la Academia, y la Necesidad de un Diagnóstico Exacto”, él discute que el 11 de septiembre provocó una simplificación del lenguaje y las ideas sobre lo que significa ser Musulmán y Árabe – especialmente cuando los musulmanes de todo el mundo tienen que cargar con la responsabilidad de las acciones que una pequeña minoría de terroristas ha realizado. Khan cree que lo más probable es que los secuestradores fuesen “falsos” Musulmanes, es decir, que no eran musulmanes en su creencia de la misma forma que la Política Exterior Americana es Americana. Que la culpabilidad de los ataques terroristas esté atribuida a algo tan difuso como una “Red Islámica Militar,”cree, que es equivalente a una abdicación de responsabilidades de los E.E.U.U., desde el último trabajo en tándem con la ISI (inteligencia paquistaní) y Arabia Saudita para desarrollar esas redes. ©

Anuncios