El 16 de enero del 2005 nuestra majestad el Rey de España visitaba a una ejemplar democracia, Marruecos, respetuosa de los derechos humanos y garante del orden en el sáhara.
En julio del mismo año, la Unión Europea y Marruecos acuerdan un nuevo tratado de pesca donde permiten a unos 100 barcos (la mayoría españoles) faenar en aguas marroquíes, perdón, saharauis.
El ministro Moratinos mintió, reescribió la historia, y dijo que Marruecos, según los acuerdos de Madrid de 1975 (con Paquito), era “potencia administradora” del Sáhara. Eso es mentira, Naciones Unidas ha reconocido a Marruecos como “potencia ocupante“, el gobierno del talante con su neolengua orwelliana consigue nuevos acuerdos para “sus representados” los empresarios españoles:
“La empresa onubense FMC Foret importa ilegalmente alrededor de 500.000 toneladas de fosfatos cada año procedentes del Sáhara Occidental”, de forma ilegal.
Por eso al gobierno español le importa MUCHO el sáhara, pero para sus negocios, como redito electoral, pero no los derechos humanos, las desapariciones, las torturas…
Mientras Zara, El corte inglés, etc. fabrican ropa “bonito-barato” en tanger, controlan la inmigración en Ceuta y Melilla, ayudando a los civiles a ejecutar a los migrantes…
Siempre me había preguntado de qué hablaban dos reyecitos como Mohamed y Juan Carlos, ya me ha quedado claro, de negocios.

Fuentes:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=51095
http://www.gees.org/articulo/2232/

Anuncios