Se acabó salir en el tomate por cosas tan “nobles” como acostarte con un famoso (o 100), por “cantar” en la tele, ser proyecto de modelo o encerrarte en una casa a tirarte los trastos (y a los trastos).
Ahora lo que se lleva es patear inmigrantes delante de cámaras. Y decir “tio, es que iba borracho”. Claro, en la España cañí eso siempre ha sido un atenuante.
¿Todavía hay gente que cree que la justicia está separada de la política? O sea, ¿todavía hay gente que cree que la Justicia está separada de la clase social que manda?
Los jueces “supremos” son de quita y pon por los partidos directamente. Después tenemos los “lumpen-jueces” que se dedican a decir que las lesbianas son poco menos que delincuentes, o que unos vaqueros ajustados son un atenuante de violación (es que van provocando), y lo último es esto: cito del periódico “Público”:

Pero el asunto va más allá de la agresión. Y es que se ha puesto en evidencia la falta de coordinación que a veces existe en el sistema judicial.Los hechos: La agresión a la menor se produjo en sábado, sin embargo, no fue hasta el lunes cuando la fiscal … recibió el atestado policial. El día del ataque, el juez dijo por teléfono a la fiscal de guardia “que no hacía falta” su presencia en la declaración y por eso la fiscal no acudió. Tampoco convocó oficialmente la comparecencia en la declaración del acusado. Ayer, en rueda de prensa, Compte explicó que la fiscal de guardia le había comentado en una reunión que cuando se enteró de los hechos no sabía que la víctima era una menor ni tampoco que había imágenes de todo.”
Bueno, aquí a Público ya se le está empezando a ver el plumero.
Esto no es descoordinación de la justicia, es desidia, es…INJUSTICIA. Es un chaval (español por cierto) que se le va la olla y agrede a una inmigrante. Así es como piensa el lumpen-juez de turno. Pero Oh milagro!, hay cámaras. Ahí es cuando la fiscal decide hacer las cosas como Dios manda y acusar al perla.
Pero claro, como la chica no está muy afectada, dice el juez que “sólo ha tenido que tomar gelocatil”, pues el chaval a la calle, eso sí, una regañina y que no se acerque a la muchacha.
Después de esta NO-justicia, creo que los inmigrantes tienen el derecho (o más bien el deber) de tomarse la NO-justicia por su mano, y hacer justicia.
Tendrían que coger al triunfito y dejarle la cara tan desfigurada que no pueda volver a reirse ni a beber cerveza para que no pueda reirse después de pegarle a nadie por ir borracho (que no lo iba).
Porque la justicia de las “democracias” en el capitalismo solo sirven para defender a los poderosos, por tanto los no-poderosos tienen que inventarse otras formas de hacer “justicia”.
Siempre podrán decir que iban borrachos…

Pero el PSOE habla de integración, y en qué términos:
‘Alicia necesita que Mirta cuide a su padre. Mirta necesita que Carmen recoja a su hijo en el colegio. Amadou, el novio de Carmen, necesita trabajo y, mira por donde, Alicia necesita un cocinero. Con la integración de los inmigrantes ganamos todos. Ganamos en crecimiento económico, en calidad de vida, en diversidad cultural. Gobierno de España’.
Tengo dos compañeros de trabajo indignados por esta campaña, dos científicos, uno peruano y otra argentina. Aquí se demuestra para qué quieren a los inmigrantes. Para cocinar, limpiarnos, etc.
El mismo día que unos pescadores se encuentran un ataud-patera en el mar, el gobierno dice que va a invertir tropocientos millones para que en África se formen, pero es que el mismo día estaban hablando de reclutar a miles de “inmigrantes con formación“, en un claro llamamiento a la fuga de cerebros de esos países. Parece que estoy viendo a Solbes: “Oye Joze luis, aquí los médicos son muy caros, ¿los compramos en África que están a 3 billetes?”
¿Se puede ser más cínico?

Anuncios