Pues sí, han abierto la perrera, y se han escapado los más rabiosos. Antes de seguir leyendo, “perder” 9 minutos por favor:


¿qué es lo más impresionante de este video?
Por partes:
El legionario del principio tiene razón. No tienen miedo, tienen a un cuerpo del ejército detrás. Porque del franquismo no sólo quedan sus ricos, su heredero Juan carlitos, la guardia civil, el himno o lo símbolos, sino sobre todo el ejército. La legión es el cuerpo de entrenamiento de los paramilitares españoles.
Como siempre, al que entrevistan no es el/la más lista del barrio. Pero eso sí, no llevan al programa a ningún representante serio de la izquierda española, no llevan a ONGs contra la intolerancia, ni nadie que desmienta las sandeces de un grupo de fascistas disfrazados de “modernos”.
Dice el “abogado” de ANELA que no está en contra de la inmigración, ni es xenófobo, ahí lleva razón. La patronal española está muy interesada en la inmigración, pero ésta, para ser más útil, efectiva, tiene que además de generar riquezas a los que los sobreexplotan, tienen que dividir a los trabajadores que viven en España, así se genera odio en vez de solidaridad hacia el que está igual de puteado que yo.
Otra ficha necesaria es Urdaci. Este mentiroso compulsivo justifica, legitima, a los mercenarios del neoliberalismo, que como él bien dice ya no son los nostálgicos del franquismo, sino los modernos “no-racistas”, que apoyan una “inmigración regulada”. Pero cuya función es desviar la atención de la gente.
Llega a decir que ¡”la clase baja es la que más sufre las consecuencias de una inmigración”! O sea que ahora resulta que la subida del euribor, la especulación inmobiliaria, la bajada de los salarios, la esclavitud en forma de ETT, la última reforma laboral y su abaratamiento del despido, etc. son consecuencia de la inmigración. Cuando en realidad es alrevés, la inmigración es consecuencia de un sistema que HA FRACASADO, que no da más de sí, que exterminará a la humanidad sedienta de libertad, de paz, de respeto, de justicia.
Es el capitalismo el que necesita de la inmigración (y necesita de sus causas) como el vampiro de sangre.
Los “medios de desinformación”, aunque yo diría de “ideologización”, un día defienden a un reyecito medieval haciendo de monarca colonial, cual Carlos V, como crean al Le Pen español. Y es que el nazi francés se creó en una entrevista de televisión.
Algunos dirán que lo único que hace Tele5 es “mostrar la pluralidad”. Y entonces por qué no llevan a las 2 “versiones”, en vez de aplaudir lo que los perros rabiosos dicen. ¿Por qué se le da tanto bombo? Con un análisis político incluido, si se supone que son enfrentamientos entre bandas criminales.
Ocultaron que la policía hirió de gravedad a un chaval mientras protegía a los nazis el día que mataron a Carlos, además de herir a otro chico a porrazos que quedó tendido en el suelo mientras la mani fascista pasaba por delante haciéndole fotos y se le negó el auxilio médico hasta que los protegidos pasaron.
El sábado se ilegalizan manifestaciones en contra del racismo y el fascismo, mientras se permiten homenajes a los asesinos en sitios tan emblemáticos como Granada. Al final los heridos son chavales antifascistas.
Sólo movilizaciones sociales no sectarias, que no caigan en las provocaciones (de todo tipo), sin oportunismos ni demagogia: la inmigración no deja de ser un drama social, consecuencia de un sistema económico injusto. Por tanto tenemos que estar, en ese sentido, en contra de la inmigración. Tenemos que exigir igualdad a la hora de aplicar los “beneficios” sociales, tenemos que exigir que todos los trabajadores, venga de donde vengan, sean contratados con todos los derechos, y que no hacerlo sea constitutivo de delito “por esclavitud”.
Mientras NO hacemos esto los empresarios de la esclavitud (véase prostitución) vapulean a sus cachorros hambrientos de carne, y lo hacen a través de los medios de comunicación, impunemente.

Anuncios