No voy a ser muy original, bastante gente dice más o menos lo mismo: Pascual, Santiago Alba Rico y Carlos Fernández Liria, José Manuel, y seguro que un montón más. La idea es más o menos la misma, ETA lo único que hace es el “juego” al PP.

Mucho se ha escrito sobre el terrorismo desde la izquierda revolucionaria. Entendido como una forma de terror ejercida desde una minoría. Eso es exactamente la “democracia” actual, parlamentaria, representativa. Es una forma de terror ejercida desde una minoría (Banca, bolsa, mercado, empresarios, capitalistas…) por parte de sus representantes los políticos, hacia una mayoría, los explotados. Sus herramientas son la policía, el “horario laboral”, la tortura en Almería, Euskadi o Guantánamo, los expedientes de regulación de empleo, las deslocalizaciones, la especulación inmobiliaria, etc.

Los que luchamos contra esta última clase de terrorismo, el que clásicamente se ha llamado “patronal” (3 asesinatos diarios evitables en el tajo solo en España), entendemos que sólo la lucha de la mayoría contra esa minoría puede derrocar al terrorismo de traje y corbata. Y si esa mayoría “decide” que hay que utilizar la violencia, o lo que es más probable, los terroristas de postín no se rinden por las buenas, pues no seré yo el que me oponga.

Pero que unos descerebrados que dicen luchar en el siglo XXI por la liberación de una región del globo, en vez de hacerlo por los explotados del mundo. Cuando los trabajadores vascos son los privilegiados dentro de los privilegiados. Cuando dicen que “España tortura al pueblo vasco”, como si una región de tierra pudiera torturar.

Encima son tan imbéciles que llaman a la abstención votando dos días antes. Como si estuvieran a sueldo de Zaplana. Hay una escena en la película “El Lobo” donde el protagonista le dice al jefe de antiterrorismo del gobierno franquista que tienen la oportunidad de acabar con la banda, que sabe dónde está la cúpula, etc. El poli le dice: “¿Y qué hago yo, monto un quiosco?”

Muchas de las matanzas de los energúmenos han sido “empeoradas” por la administración, en el hipercor de Barcelona se avisó con suficiente antelación para evacuar, pero “algo pasó”. En la terminal de barajas tampoco funcionó el sistema de evacuación. Pero aquí no ha fallado nada, un currela joven con unas ideas políticas más o menos acertadas que es tiroteado por la espalda delante de su hija. Al más puro estilo Uribe, bombardea a una delegación de las FARC con 10 estudiantes mexicanos y al final le dan el tiro de gracia (que no tiene ninguna) a Reyes.

Así no se puede luchar, iros a dar barrigazos, o echarle narices (es que hoy no se debe decir cojones) e ir a por Botín, Rajoy, ZP…pero os creeis mierda y no llegáis a peo.

Anuncios