Debate sobre el estado de la Nación
Debate sobre el estado de la Nación

Otra colaboración con Seres sin rostro.

Aquí el programa entero:

Hablo del corrupto Julián Muñoz y su curso de verano en la Universidad Rey Juan Carlos, frustrado.  Del currela Mayor Oreja, de cómo tratan los medios el asesinato de Carlos Palomino, del “efecto llamada” de Mariano Rajoy, del segregacionismo ferroviario de la liga norte italiana, del juego del Barça que eclipsa hasta a las matanzas de Obama, y del castigo de Saura a Rafael Olmos.

Y por supuesto, Galeano:

¿Y por qué no se implanta la pena de muerte contra la muerte? El mundo está organizado al servicio de la muerte. ¿O no fabrica muerte la industria militar, que devora la mayor parte de nuestros recursos y buena parte de nuestras energías? Los amos del mundo sólo condenan la violencia cuando la ejercen otros. Y este monopolio de la violencia se traduce en un hecho inexplicable para los extraterrestres, y también insoportable para los terrestres que todavía queremos, contra toda evidencia, sobrevivir: los humanos somos los únicos animales especializados en el exterminio mutuo, y hemos desarrollado una tecnología de la destrucción que está aniquilando, de paso, al planeta y a todos sus habitantes.

Esa tecnología se alimenta del miedo. Es el miedo quien fabrica los enemigos que justifican el derroche militar y policial. Y en tren de implantar la pena de muerte, ¿qué tal si condenamos a muerte al miedo? ¿No sería sano acabar con esta dictadura universal de los asustadores profesionales? Los sembradores de pánicos nos condenan a la soledad, nos prohíben la solidaridad: sálvese quien pueda, aplastaos los unos a los otros, el prójimo es siempre un peligro que acecha, ojo, mucho cuidado, éste te robará, aquél te violará, ese cochecito de bebé esconde una bomba musulmana y si esa mujer te mira, esa vecina de aspecto inocente, es seguro que te contagia la peste porcina.

Anuncios