Una de las cosas que más he odiado es la típica expresión del progre arrepentío, vease decano de la facultad de ciencias o tío-lectordevanguardia de “eres rebelde porque eres joven, espera a que te hagas mayor”. Y ya soy mayor, 30, y el temor a la maldición sigue. Sigue cuando la llama de la intransigencia frente a la injusticia se apaga muy lentamente, cuando uno ya no lucha por la verdad hasta perder el aliento, cuando cede ante la manipulación, la mentira, la demagogia… Cuando los que te rodean “son mentidos” y por tanto faltan a la verdad y yo…me callo mientras miro al plato de comida grasienta.

Cuando sólo te ponen los pelos como escarpias cosas como esta:

O esta de mi amigo Javi.

Si la lucha de clases es el motor de la Historia, y la Historia está en marcha, ¿por qué cada vez más solo veo la lucha de una clase? Por qué a mi alrededor me cuesta tanto ver la lucha de mi clase, de 3ºA.

No pierdo la esperanza, porque hasta Luciano puede hacer de Lucía, aunque sea por un mechero.

Más de uno me pondrá a parir por el video, porque más reaccionario no puede ser, pero mira, me ha hecho reflexionar sobre por qué no veo la esperanza en el futuro y sí en el pasado.

Y porque la Lluvia, como dice El Cabrero, sucede en el pasado:

Pero por lo menos hay trabajadores de algunos países que todavía tienen dignidad.

Anuncios