Las nuevas (sic) generaciones (NNGG) quieren que se elimine el salario mínimo en nuestro país, será para que los corsarios del Alakrana de nacionalidad española también puedan cobrar 120€ al mes, es cuestión de igualdad, en eso los del PP están muy puestos. Todos roban por igual.

Pero este post va de un caso personal. De cómo finques bou, una inmobiliaria, me ha robado por 2ª vez en un par de años.  Cuando buscábamos piso hace un par de años nadie quería alquilarnos porque dos nóminas no eran suficiente para pagar 600€ al mes. Y esta inmobiliaria, como haciéndonos un favor nos alquiló un apartamento de unos 40m eso sí, previo pago de 4 meses de fianza, el mes corriente, 950 de comisión, hacer cuentas. Y por supuesto todo en metálico, a tocateja y en B. Eso o un puente a las orillas del llobregat.

El piso estaba regular, el dormitorio pintado de rosa y lleno de pintadas de niño, un sofá meado, la cocina daba asco. Nos tiramos dos días limpiando, arreglando, y después monta el piso….

Año y pico después, pagando puntualmente todos los meses, dejo el piso. Y cuál es mi sorpresa cuando la comercial de la inmobiliaria me dice que ¡el piso estaba destrozado y muy sucio!. Yo le explico todo lo que vimos cuando entramos, que no estaba bien, etc. Pues no, esta currela, al servicio del dueño, que tiene una empresa de construcción y seguro que un montón de pisos, me  dice que no es cosa suya, que me devolverá la fianza cuando pinten y limpien.

Me han robado esta vez 850€, eso sí, con factura. je. Pero lo que no soporto es que me llamen guarro.

Cuando me dicen que el ser humano es malo por naturaleza yo pienso, no, somos gilipollas por naturaleza. Si fuéramos malos no habría robos, porque esta comercial tendría un tiro en la sien y en cuanto me enterara de quién es el dueño otro. Pero no, nosotros, las víctimas, tenemos que guardar las formas.

Si yo robara 800€ al ladrón, no tendría 100 años de perdón, sino 2 años de cárcel. Él no tendría cárcel aunque yo tuviera pruebas de que me está robando. Simplemente estaría obligado como mucho, y tras años de juicios, a devolverme el dinero, sin embargo yo le devolvería el dinero y le daría un poco de mi vida. Como le tengo que dar cada día al casero que me exprime, a la multinacional de telecomunicaciones que me cobra sin darme el servicio, al banco que me cobra por disponer de mi dinero con el que está haciendo más, a la empresa que me explota…

Mientras millones de personas las pasan canutas para comer o sobrevivir, unas pocas viven de la miseria ajena, con la certeza de que morirán impunes. Que tengan cuidado porque a todo cerdo le llega su San Martín.

Con 15 años menos me decían que la rebeldía era de jóvenes, de descerebrados.  “es normal, ya se te pasará con los años”. Ahora, que soy más radical que entonces, me insinúan (porque no tienen los reaños para decírmelo a la cara) que soy un insensato. Sin embargo ellos son unos “loosers”, perdedores. Tal como dice esta canción que canta Natalie Merchant, que se la dedico a Marta, la comercial de la inmobiliaria. Una esquirol, no una mujer, sino una matona al servicio de aquellos a los que sólo podrá lamer las botas. Todavía me gano una denuncia encima con este post.

Ahí va la canción, y debajo haré una traducción rápida.

Vamos todos los trabajadores

Buenas noticias os contaré

de cómo la “vieja unión” (sindicato)

ha venido aquí para quedarse

De qué lado estáis chicos?

De qué lado estáis?

Mi padre era minero

Él está ahora en el cielo y en el sol

Él estará con vosotros compañeros

hasta que la batalla se gane.

Dicen en el condado de Harlan

que no hay “neutrales” allí.

tú serás bien un hombre de la unión o un matón de JH Claire

Oh obreros, podéis sostenerlo? Decirme cómo podéis. Serás un asqueroso esquirol o serás un hombre?

No esquiroles para los jefes, no escuchéis sus mentiras, Pobres chicos que no tendrán una oportunidad a menos que se organicen.

Anuncios