Este post es parte de mi intervención semanal en el programa seres sin rostro.

Aquí el programa:

Aquí el corte con mi intervención.

Periodismo: Medias verdades, muchas mentiras, prejuicios, falta de rigor y lo peor el silencio.

Esto del silencio se ejemplifica muy bien con el papel de los medios de desinformación españoles con Colombia.
Por ejemplo con el caso de una fosa común de 2000 personas asesinadas por el Estado colombiano, por el ejército, por sus fuerzas de seguridad, de un país modelo, democrático para nuestros gobernantes y medios.

En el artículo de Publico que habla del tema, la única mención que hace a que es una fosa del Estado es cuando dice “El comandante del Ejército nos dijo que eran guerrilleros dados de baja en combate, pero la gente de la región nos habla de multitud de líderes sociales, campesinos y defensores comunitarios que desaparecieron sin dejar rastro”.

Todo el rato habla de “conflicto”. No dice que la población sufría enfermedades debido a las filtraciones de la fosa común en el agua. Ni del miedo de dicha población al gobierno.

En El país por ejemplo no encuentro ninguna mención a la fosa.
Es la mayor fosa común del continente. Ni las más sangrientas dictaduras militares americanas han hecho lo que está haciendo el narcopresidente Uribe.
Los medios ocultan cuando no tergiversan. Si no sale, no existe.
La libertad de expresión es la libertad del silencio, del silenciamiento diría yo.

Colombia sólo sale en los medios para hablar de narcotráfico o de supuestos atentados de la guerrilla. Digo supuestos porque no me fío yo de la información de un gobierno y un ejército que utiliza el terrorismo de Estado, que entierra sus asesinatos en fosas comunes.
Cuando un periodista, o su redactor jefe, oculta esto se vuelve cómplice de un crimen contra la humanidad.
Es de risa, parece cachondeo, pero ese estado fascista colombiano, su fiscalía, ha presentado como prueba de terrorismo contra un universitario encarcelado el que leía rebelión. Pero no sólo lo dice la fiscalía colombiana, el propio periódico El mundo ha declarado que Rebelion.org era de las FARC.

El periodismo yo creo que casi ha dejado de existir, y digo casi, porque existen personas con una calidad humana increible en estos tiempos de agencias de noticias. Sólo tenéis que oir a Fran Sevilla, que trabaja para RNE5, en Haití. Son declaraciones impresionantes, acalladas incluso en el momento álgido del morbo, cuando lo necesitaban, imaginaros ahora.

Y qué me decís del periodismo de investigación que se hace con respecto a Irán. Todos los medios, en perfecta sintonía con los gobiernos occidentales, critican al “régimen” de Ahmanideyah, nunca hablarían de régimen Juancarlista, o régimen Uribista, no.

Irán está buscando la producción de la  bomba atómica.
Sin embargo no he visto en ningún telediario de estos días, con el encuentro entre el presidente del gobierno ZP y el de Turquía, Erdogán, un país que tienen a miles de presos políticos y desaparecidos kurdos. Pues no he oído nada parecido a que Turquía, que al igual que Israel, Paquistán, India, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, son países que tienen bombas atómicas.
Cuando la guerra de Irak, todos los medios españoles interesados en que perdiera Aznar las elecciones se pusieron a criticar la invasión de Irak, y a la posesión de armas de destrucción masiva. Cuando ahora se trata de Irán, entonces todos a una a acatar las informaciones de los mismos de entonces. Irán no tiene, pero intenta tener armas, dicen.
El país con más abundancia de armamento atómico es Alemania, con tres bases de las que dos funcionan a pleno. No es oficialmente una potencia nuclear, pero produce cabezas nucleares para la marina francesa y podría haber almacenado hasta 150 bombas B61 estadounidenses. Lo cual no impedirá a Berlín apoyar todas las sanciones contra Teherán que Washington proponga. Se sabe: el doble discurso y el ejercicio de los dos pesos y las dos medidas son prácticas universales.

Y para terminar, un ejemplo de manipulación, por parte de la tele pública.

Antes de ayer TVE daba la noticia de la 3a matanza de la OTAN en los últimos días, en esa ofensiva, contra población civil. Pues dijo la “periodista” que es el 3er error de la OTAN. Son tan manipuladores. En la 2a matanza, donde mataron a 12 civiles, según el diario Publico, La OTAN no cometió ningún error al matar a 12 civiles. Así lo ha garantizado el general británico Nick Carter, comandante de las fuerzas de la alianza, quien, aseguró, además, que el proyectil “acertó en el objetivo asignado”.

TVE está mintiendo a propósito, para proteger nuestra intervención en estas matanzas, nuestra complicidad. Estos periodistas tienen un papel muy claro, generar opinión, distorsionar…

Es 1984, el libro de Orwell, el problema no es el gran hermano, el problema es la Neolengua, están escribiendo la historia, y la reescriben continuamente para generar la realidad que más les conviene.
Anuncios