A mí me gusta el cine de ficción, de verdad, no sólo veo pelis independientes. Las últimas que me he tragado en el cine han sido la de Alien y esta de Batman. La de Alien tiene un punto interesante cuando resulta que los aliens son parte de un arma biológica… ups, destripada.

Batman es de superhéroes, por tanto no puedo esperar nada progre, pero viniendo del director que viene, que se curró Memento, pues como poco me esperaba una peli de ficción y acción, entretenida. The Dark Knight rises no es una película más de superhéroes que vencen al malo maloso. Esta película tiene una cantidad de propaganda que la hace hasta humorística en algunos momentos (las banderas deshilachadas, el himno, los puentes, la columna de policías enfrentándose a los manif…perdón, a los villanos, etc…). El guión está lleno de borrones y comentarios de alguno del Departamento de Estado, fijo.

Yo iba a escribir sobre la película, pero es que ya lo ha dicho todo Bernabé. Por favor, leed ese interesantísimo artículo que subrayo totalmente.

Pero yo voy a profundizar en otro aspecto reaccionario de la película, el de la crítica feroz al Estado. Si en algo coinciden los villanos, esta vez perroflautas con rastas pero que provienen del lejano oriente, y los héroes (representantes de las multinacionales) es en su crítica a la corrupta burocracia. El gobierno es corrupto, los altos mandos del ejército y la policía también. Por su culpa, los niños huérfanos, con la ciudad, pueden desaparecer. Los niños vienen de un orfanato al que el filántropo Batman (el de día) había estado cuidando hasta que se arruinó por culpa del ecologismo. Pues estos huérfanos iban a ser salvados por el típico policía héroe 11 de septiembre (Robin), pero la burocracia los condena, menos mal que la multinacional, el rico, con máscara de héroe los salva, de nuevo.Y es que se insiste hasta el aburrimiento de la importancia del dinero, y sobre todo de los que lo tienen, en el equilibrio y el bienestar de la mayoría.

Generalmente la propaganda de Hollywood quería enseñar que aunque el sistema no era perfecto, la buena voluntad de las personas ligada a los resortes del Estado equilibraban de nuevo la situación. En este caso, la rebelión es caos e injusticia, y el bien viene de parte de la compañía, en plata, de la burguesía, no del Estado. Porque ante los excesos del capital financiero, escenificada en la bolsa, se plantan otros ricos con moral, mientras, demonizan cualquier acción colectiva contra el Capital. Confiemos en los buenos ricos (Romney?)…

Cada escena de la película tiene alguna referencia estética o lingüística a esa propaganda. Si queréis, ved el vídeo de un flipao que ha reproducido el discurso de Bane (el malo), delante de una cárcel, a la que llama símbolo de opresión. Otro de los discursos que da, que no encuentro, es en el estadio de fútbol. Después de reproducir enterito el himno cantado por una voz angelical, yo estoy seguro de que dice: “somos anónimos”, con una pantalla al fondo, haciendo referencia al movimiento Anonymous. Los que la hayáis visto en español corregidme.

En inglés. Debajo traduzco alguna parte.

“Pueblo de Gotham, delante vuestro se erige un símbolo de opresión, la prisión Puerta negra….. Quitaremos Gotham a los corruptos y opresores de látigo que durante generaciones os han tenido abajo…. Gotham es vuestra (del pueblo) y nadie debería interferir con vuestros deseos….”

Otras referencias al movimiento Occupy Wall st. están en llamarse “ciudadanos”, en luchar contra los corruptos y los ricos, en que la película empieza ocupando Wall st… Aunque el guión lo escribiera en el 2009, y por mucho que se empeñe Nolan en decir que no pretendía meter la política, me cuesta creer que no haya premeditación y alevosía en muchas de las escenas.

Antes de empezar la película y viendo los trailers de los próximos estrenos, me preguntaba por qué el Departamento de Estado de EEUU está poniendo tantísimo dinero en propaganda. ¿Será que saben algo que nosotros no sabemos? ¿Será que los disturbios anti-raciales de Disneyland pueden crecer? ¿O es el Tea Party? Porque el ataque al Estado es continuo, a la par que la defensa de sus símbolos (Bandera, patria, orden, policía, héroes, ciudadanía, etc), muy en la línea de sus ideólogos. Esto me lleva a la cabeza el tema del 25 de septiembre y la posible derechización del movimiento en España.

Para los que estéis pensando que al final no deja de ser una película, no podéis olvidar que en este país la gente mata por estas películas. Que 200 millones de estadounidenses son totalmente acríticos y engullen (¿cómo no?) esta propaganda, viven en una película. Y la escenografía está cuidada al detalle para confundir en el subconsciente las noticias de la FOX sobre Occupy y la primavera árabe, y su adorado Batman. Como dice Bernabé, ¿cuándo Batman se puso el pin del Teaparty?

Sin embargo hay gente que ve otra cosa.

Lo positivo es que está generando un gran debate en la red, cientos de artículos hablan sobre ello, ya es algo.

Anuncios