Buscar

El blog de Moncadista

Nací un 26 de julio…

Etiqueta

capitalismo

¿Huelga o paro? ¿conductores o transportistas?

A los rojos nos gustan las porras más que a un tonto una piruleta. Nada más verlas nos sube la adrenalina, salivamos y se nos dilatan las pupilas.

Esto nos nubla el entendimiento y nos solidarizamos o incluso identificamos con el manifestante de turno.

Pero cuidado, parémonos a pensar un par de segundillos…

CAUSAS DEL «CONFLICTO»

La subida del precio de los carburantes. Las causas se explican muy bien y brevemente aquí. Básicamente la especulación y la debilidad del dólar. Las compañías petroleras siguen aumentando sus beneficios, y en concreto hay una, Repsol-YPF, que fue de todos los españoles y de todos los argentinos, sus beneficios iban al estado y esto repercutía (o no) en todos los «ciudadanos». Ambas compañías fueron regaladas a cuatro empresarios ricos en nombre del libre mercado que todo lo arregla. Y nos encontramos en esta situación.

PROTAGONISTAS:

Son un 20% de los transportistas de esta país. Autónomos, o sea, pequeños empresarios. Lo que antaño se llamaba pequeña-burguesía. Los burgueses propiamente dichos se desmarcan del paro porque sus intereses no están perjudicados del todo, imagino porque todavía tienen margen de beneficio, gracias a la capacidad de explotación hacia los únicos asalariados aquí, los verdaderos perjudicados, pero que no tienen «derecho» a huelga, los TRABAJADORES del transporte. De los que cada vez hay más inmigrantes, sobre todo del Este.

REIVINDICACIONES

Básicamente, y sin entrar en detalles, quieren más subvenciones del gasoleo y una tarifa mínima del transporte para que puedan competir con la gran patronal del transporte.

No, no están pidiendo que los precios del crudo bajen, ni que se subvencione todo el combustible, ni que se apueste por energías renovables para que disminuya nuestra dependencia en combustible fósil y así disminuya la demanda, ni que se lleguen a acuerdos con países productores (como en Londres), ni que se denuncie ante la UE y la ONU la especulación del crudo…lo que se pide es que les bajen el precio, ¡a ellos!

Pero no son reaccionarios solo por sus reivindicaciones, sino porque defienden un sistema productivo irracional, injusto y demencial. ¡El transporte por carretera debe ser desmantelado! Es insostenible. Yo me pregunto, qué pensará un camionero que lleve un camión cargado de tomates desde Almería a Holanda, y que baje cargado de tomates envasados para llevarlos al Carrefour. Es un ejemplo ficticio pero una práctica muy real. ¡Es simplemente demencial!

Ya sé lo que estáis pensando, son «trabajadores», simplemente obedecen, forma parte del engranaje del sistema. Igual que otros trabajan en fábricas de armas antipersonas en nuestro país y no por eso dejan de ser trabajadores. Cierto. Pero cuando CCOO de Granada defendió el acuerdo entre la empresa armamentística granadina Santa Bárbara y el ejército israelí para la fabricación de misiles me escandalicé. El derecho al trabajo de unos cientos de trabajadores no puede estar por encima del derecho a la vida de cientos de miles de palestinos. Pero este es otro tema.

SOLUCIONES:

Con estas reglas del juego, ninguna. La UE no permitirá por mucho tiempo las subvenciones al combustible y el precio del petróleo seguirá subiendo. Por lo que como le pasa a muchos otros sectores, aquí los autónomos también tenderán a desaparecer, bueno, realmente se «proletarizarán», vamos, venderán el camión y currarán para una gran empresa. (que eso es lo que no quieren, por otro lado, porque quieren seguir siendo empresarios).

La única solución pasa por el cambio de un modelo de producción, distribución y consumo basado en la explotación del ser humano y la naturaleza en pos del beneficio.

Hay que minimizar la necesidad de la distribución mediante la diversificación de la producción local (autosuficiencia regional). El transporte en general debe ser modificado, y la única solución es el transporte ferroviario «tradicional» y moderno. (menos AVEs y más talgos).

Y aquí, lo siento mucho, sobran los camioneros.

RESPUESTA A LOS COMENTARIOS:

Me encanta el debate que se está dando. He sido (para no variar) bastante provocador, y esta vez ha sido efectivo, :).

Soy perfectamente consciente del papel de «pseudo-asalariado» que tienen los autónomos en el neoliberalismo. Se convierten en asalariados que se pagan su propio seguro. Se convierten en empresarios (y por tanto en explotadores) en el momento que contratan a alguien. Aunque la plusvalía se la reparta entre ellos y las empresas contratistas. Por tanto a nivel económico tendríamos que diferenciar entre autónomos con y sin asalariados.

Por tanto es necesario y urgente que los sindicatos y las organizaciones de izquierda los incluyan a los primeros en sus reivindicaciones y análisis de clase. Pero no por ello tenemos que aceptar todas sus reivindicaciones, sobre todo si estas son reaccionarias, o van en contra del conjunto de los trabajadores. Porque la pequeña-burguesía, insisto, ideológicamente rara vez se posiciona con la clase obrera, que es «naturalmente» su aliada. Es como cuando grupos de jornaleros andaluces se organizan en contra de los inmigrantes y reivindican, como he oido, cosas así: «a los moros habría que subirlos en helicópteros y tirarlos en el mar».

Antonio Romero mezcla «chicha y limoná», no puedes comparar la situación de los inmigrantes, la vivienda y los autónomos sin hacerte un lio. Una organización honesta y realista tendría que exigir inversión en transportes alternativos y en producción local y diversificada que disminuya la dependencia en el transporte, eso implicaría la reconversión del sector. Y mientras tanto hay que exigir unas tarifas mínimas. Pero es que lo que se olvida es que la gran patronal del transporte puede competir porque puede aumentar los niveles de explotación hacia sus asalariados. Entonces las reivindicaciones de los autónomos necesariamente tiene que pasar por llamar a la huelga a sus «compañeros» asalariados, porque gracias a ellos pueden las grandes empresas del transporte bajar las tarifas.

A mí las formas de protesta me dan igual. Siempre que sean colectivas, la violencia será casi siempre inevitable. Y el papel del gobierno y de las fuerzas de represión son defender los intereses de los poderosos. Eso no lo escribí porque me parece de perogrullo. Pero, el hecho de que haya represión no implica que las reivindicaciones sean justas, adecuadas, y haya que apoyarlas.

Y Javi, no digo que los tomates de Almería se consuman en Holanda, sino que se envasan en Holanda y se venden en España. Otro ejemplo real, las naranjas que se utilizan en los cruceros que salen de Barcelona son envasadas en Alemania. Por eso no sólo hay que apostar por transportes sostenibles (tren), sino por la reducción en la necesidad de ese transporte.

Maño, estamos bastante de acuerdo, solo que me fastidia el apoyo incondicional, simplista (tipo Antonio Romero) e izquierdista que se lee por ahí.

Alí, no termino de entender tu comentario sobre CCOO. No estaba yo defendiéndolos precisamente. De hecho CCOO no son ni siquiera economicistas, ya ni luchan por las mejoras de las condiciones de los trabajadores. Yo entiendo por economicismo a las luchas «espontaneas» de los trabajadores por un mejor salario y menos horas de trabajo. Parte de la lucha de clases.

gracias por vuestros comentarios.

Para enriquecer el debate:

un artículo «a favor», de Alí: y otro «en contra», de Carlos Martínez:

Delphi cierra y aquí no ha pasado na

Pues sí, después de llevarse «minolles y minolles», la General Motors se va sin pena pero sí con mucha gloria. En concreto se han llevado más de 62 millones de € de la Junta de «Andazulía», y sobre todo la plusvalia de los 1600 trabajadores. Porque si no, de dónde salen los 167 millones que se repartieron el año pasado los directivos de Delphi por «aplicar los planes de ajuste». Vamos, reducir los gastos, gastos que sólo se pueden reducir de un sitio, de los salarios. Dirían los «economistas» que los beneficios pueden aumentar con la productividad, sí, siempre que mantengas los salarios. O sea, si un trabajador te produce más en menos tiempo, deberías pagarle más ¿no?, ya que si estamos hablando de «mercado laboral», los trabajadores son mercancía, y por tanto su «valor» o mejor, su precio vendrá dado por su cualificación, o su capacidad de «trabajo», de producir. En definitiva, los beneficios de Delphi (y de cualquier empresa) vienen del salario no pagado.
Y cuando el aumento de estos beneficios se estanca, el neoliberalismo necesita de nuevas gallinas de los huevos de oro, que ahora están en Europa del Este, como Chequia. Y allí se van. Y es que tienen la poca vergüenza de decir que cierran porque tienen pérdidas de 473 m. de €, no las tenían parece cuando se los repartían.
A los 1600 currelas de Delphi les pagarán «45 días por año de servicio», con un máximo de 42 mensualidades, siempre que el total no sobrepase los 120 millones de €. ¡Pero es que esos 45 días es lo que se cobraba antes de la última reforma laboral!
Dicen que estos trabajadores serán recolocados o prejubilados, con lo que eso supone para una provincia como Cádiz. Se ha visto en todos los procesos de desmantelamiento industrial que las prejubilaciones acarrean problemas sociales gravísimos, desesperanza, depresiones…
Sí, lo sé, ellos lo han votado, están de acuerdo. El 89% de la plantilla votó a favor. Según ellos es «el mal menor». Nadie les apoya, ningún sindicato tiene el coraje de decir NO al saqueo, NO al expolio.
Seguirán trabajando los que no se jubilen, seguro, pero con más edad, sin antigüedad laboral, con las nuevas condiciones laborales, en empresas pequeñas, con un futuro muy incierto. Porque la ruleta empezó a girar, y no parará hasta que no quede una fábrica en pie, hasta que todos los trabajadores españoles sean camareros o albañiles.

Hedge funds….¿mande?


Leyendo sobre mi admirado Aznar, me he topado con el concepto Hedge funds. Dicen que son «fondos especulativos o de alto riesgo», ah!, eso lo había oido en Antena 3.
Y es que el inspector de hacienda ese, Ansar, lo han contratado para una empresa que se llama «Centauro Capital» (¿no da grima?). Esta empresa, según dicen los expertos, está en un paraíso fiscal, donde no pagan impuestos, piden préstamos por encima de su valor y con ese dinero compran empresas que cotizan en bolsa, la «desmontan», la venden en cachitos, y la sacan de la bolsa. El País dice que producen «una fuerte reducción del empleo». Vamos, una putada. Lo importante, eso sí, es el 20% de beneficios.
Pero me encanta lo que dice El Mundo: «Los temidos ‘hedge funds’ se adueñan de los mercados. Se les acusó de provocar la salida de la libra del SME, de la crisis asiática, la brasileña y, ahora, del alza del crudo. Los fondos de riesgo se multiplican y arrecian su poder entre las preocupadas miradas de reguladores y políticos«. Vaya, vaya, ¡del alza del crudo!, pero si el otro día, como os comenté, era Chávez el que provocaba la subida del petróleo. Pero claro, quién lee eso de los Hedge funds.
Otra duda que me surge es, quiénes son esos reguladores y políticos, ¿los del G8?
Je.
Por cierto, estoy probando a llamar a la Caja de Granada, a ver si me da un préstamo de esos por encima de mi valor en bolsa, así compro Cervezas Alhambra, me la bebo en cachitos, y encima tengo un beneficio del 20%, ¡ole ese tio!

Mentiras gratuitas

En el «panfleto» gratuito «Qué!» del jueves 3 de mayo se lee:
«Subida del petróleo provocada por el gobierno de Chávez: El precio del petróleo subió ayer más de medio dolar, hasta los 64.65$, después de que el martes el Gobierno venezolano de Hugo Chávez tomara el control de los yacimientos de «oro negro» de la faja petrolífera del Orinoco»

¿Pero los precios del petróleo no los determina la oferta y la demanda?, ¿no dicen las multinacionales petroleras que los precios suben por la escasa oferta o por el exceso de demanda? Ahora resulta que el que un gobierno legítimo decida explotar SUS yacimientos petroleros son los culpables de la subida de ¡medio dolar! del precio del crudo.
¿No será la especulación o la irracionalidad del mercado?

Lo que está claro es que estos periodicuchos panfletarios, al igual que Hollywood, generan opinión, están hechos para mentir, manipular, al servicio de los poderosos. Nos inundan con miles y miles de toneladas de papel-mentira por los metros de las grandes urbes y como borregos nos comemos el papel mentira antes de 10 horas de trabajo, en un metro atestado.
Beeehhh

Otra vez el chorizo y la velocidad

Otro artículo más en Rebelión sobre transgénicos que no habla de transgénicos, sino de capitalismo.
La verdad es que diversidad de opiniones, casi antagónicas, no le faltan a la web. Mientras Dieterich hace apología del keynesianismo y su productivismo “patriótico” como paso inevitable al socialismo del siglo XXI, patxi coira critica la expresión de una ingeniera que afirmaba que la agricultura biológica es un capricho de niños ricos.
Yo digo que sí lo es, es hoy un capricho.
Veamos qué críticas, una a una, se le hacen a los cultivos transgénicos en este artículo:
Analiza (sic) la “mejora genética” de los últimos años, como más “dañina” que la de los últimos 10.000. Con dos ejemplos, uno la de los gallos asesinos que no reconocen a las gallinas por haber perdido el “gen del cortejo”. Muy ibérico por otro lado. Otro de los ejemplos es el de los pollos inválidos por obesidad.
Igual que la última vez que escribí sobre esto tengo que repetir que la causalidad hay que demostrarla con datos. Por otro lado la mejora genética no utiliza, en un principio, la ingeniería o modificación genética dirigida, sino que utiliza selección artificial.
Si el mundo lo rige el mercado, o sea la burguesía, y ésta lo único que quiere es ganar más, querrán pollos más gordos, por eso se les rompen las patas y no por la mejora genética. Y lo de los gallos…no comment.
México, cuna del maíz, tuvo que soportar la bioinvasión en sus cultivos tradicionales de genes extraños introducidos por las exportaciones de los Estados Unidos.

¿Por las exportaciones de qué? Si la exportaciones son de semillas, vale, pero si es del maiz, error. El maíz transgénico comercial es estéril, esa es de hecho una de las “quejas” más consistentes de los anti-transgénicos. Por lo que el maíz desarmado no puede invadir al maíz endémico.
El peligro de la desaparición de la biodiversidad y la pérdida de fertilidad del suelo son consecuencias colaterales de la agroindustria que representan los transgénicos. Una agricultura que ya ha convertido cientos de hectáreas de suelo fértiles de los valles de California en eriales. Sin ir tan lejos, se calcula que el 16% del suelo agrícola de Andalucía se ha perdido como consecuencia de la agricultura industrial.”
Es verdad que uno de los retos de los cultivos de vegetales transgénicos es la posible pérdida de biodiversidad agrícola que podría generar. Pero en la siguiente frase critica la agroindustria, y la asocia con la pérdida del 16% del suelo andaluz, lógica aristotélica erronea. Los transgénicos no representan la agroindustria en andalucía, por tanto estos no son responsables de la pérdida de suelo.
El siguiente párrafo merece otro texto aparte, porque a mí, como andaluz me gustaría saber qué comunidades son esas las que han prohibido el cultivo de transgénicos y no solo la comunidad vasca.
El hecho de que el aumento de los transgénicos no haya disminuido el hambre no significa que estos no sirvan para alimentar a la población. Otra vez una lógica errónea, el hambre en el mundo no tiene nada que ver con la agricultura en sí, sino con la mercantilización de la agricultura, el reparto de la riqueza, sí, pero desigual, muy desigual. El hambre es consecuencia del capitalismo, el capitalismo necesita hambre y el capitalismo utilizará los transgénicos para generar más hambre, más dependencia. Por eso las semillas son estériles y los herbicidas y pesticidas específicos.
Es posible que en un África socialista, con autosuficiencia alimentaria, con solidaridad entre países, etc, etc no necesitaran transgénicos. Pero todos los “niños ricos anti-transgénicos” se pueden olvidar de probar el café, el cacao, los neumáticos, todo tipo de cauchos, gomas, etc; África necesitaría el 100% de su superficie cultivable para dar una alimentación básica, sin desnutrición a su población. Eso, si el cambio climático es reversible, porque si no lo es, más vale que los científicos sigan desarrollando plantas resistentes a la sequía, transgénicas, claro.
¡POR FAVOR, MÁS SERIEDAD, QUE LA SIMPLEZA Y LAS MODAS HACEN MUCHO DAÑO A LA IZQUIERDA!

EL JARDINERO CORNUDO

Crítica al artículo de Rebelión del 2-08-06:
El jardinero infiel

El jardinero fiel es una película británica del 2005 donde aparentemente se hace una crítica «feroz» a las multinacionales farmacéuticas que experimentan, prueban sus nuevos medicamentos, en este caso contra la tuberculosis, en Kenia. Decía aparentemente porque al final el sistema en su conjunto funciona y los buenos, los jueces, el derecho, etc ponen las cosas en su sitio, bueno más o menos. El caso es que la película hace una crítica a las multinacionales y su desprecio por la humanidad y la salud, pero en ningún momento la película se cuestiona la técnica utilizada para generar salud… hasta el título es desafortunado en este artículo.

Silvia Ribeiro
Alai-amlatina
Fabrizio y Jordano, dos de los 140 bebés peruanos que fueron sometidos a un experimento de la empresa Ventria Biosciences con sustancias derivadas de arroz transgénico, muestran alergias desde entonces, según declararon sus madres a la prensa (La República, Perú, 20/7/06).
Según el testimonio de Diana Canessa Garay, madre de 24 años, el año pasado llevó a su bebé de ocho meses al Hospital del Niño, en Lima, con un cuadro de diarrea severa. Una médica le ofreció entonces administrarle un «suero de arroz», lo que la joven de 24 años aceptó ya que no tenía razones para desconfiar de la «autoridad médica», y le preocupaba lograr la pronta recuperación de su único hijo. Firmó entonces la autorización que le pedían para poder administrarle el medicamento, sin comprender realmente las consecuencias que podría tener.

Cuando cualquier medicamento está en fase experimental en humanos, su uso debe ser autorizado por el enfermo, o en este caso por su responsable. Primero se hace en pequeños grupos de enfermos mediante doble-ciego con placebo y en una fase posterior a poblaciones controladas.
El hecho de que en este caso sea una mujer pobre y desesperada no la hace a priori más ignorante y por tanto más vulnerable a la “maldad” de las multinacionales que cualquier españolito que tome cualquier medicamento. Por cierto, TODOS los medicamentos, por definición tienen efectos secundarios.

Diana no sabía entonces que su hijo, que ahora tiene dos años, pasó a ser objeto de un experimento de una empresa biotecnológica estadounidense que no estaba autorizado en el país sede de la empresa, con sustancias no aprobadas para el consumo en ninguna parte del mundo.

Tanto en EEUU como en cualquier país imperialista, que es donde se genera la tecnología, se experimenta con seres humanos. Sólo hay que ver las últimas muertes en el reino unido de varios jóvenes (británicos y de clase media) al prestarse voluntariamente que se probara en ellos nuevos medicamentos. Por tanto la aprobación o no del consumo de una sustancia no la hace inocua.

Según la madre, luego de que le dieron este suero, el bebé comenzó a manifestar alergias y actualmente es «enfermizo, delicado, alérgico a todo». Agrega «me engañaron, sólo querían experimentar con mi bebito».

Por suerte la ciencia, incluida la medicina, dejó de utilizar la astrología y la videncia en la corroboración de hipótesis. Generalmente se necesitan poblaciones de estudio muy grandes, cada vez más, para demostrar la causalidad. Y aún así esta causalidad no se puede hacer Teoría, hay que intentar refutarla continuamente. Por lo tanto, el hecho de que un bebé enfermo, bastante por lo que parece, con cuadro diarreico, a los pocos meses de tomar un suero de arroz manifestara alergia no demuestra que fuera las proteínas transgénicas la que provocaran esa alergia. De hecho, aún no se conoce, a ciencia cierta, por qué se producen las alergias. Simplemente hay evidencias.

El experimento, que ahora ha sido denunciado por varias organizaciones internacionales y peruanas de derechos humanos, consumidores, ambientalistas y la Asociación Médica Peruana, consistió en administrarle a un grupo de bebés con diarrea, un suero de arroz con las proteínas recombinantes lactoferrina y lisozima, producidas en Estados Unidos en arroz transgénico modificado con genes humanos sintetizados. (para más detalles ver artículo «Bebés como conejillos de indias», La Jornada, México, 1/7/06)

Bien, la lactoferrina es una proteína humana, la producen entre otras muchas células los neutrófilos. Esta tiene una gran afinidad por el hierro, imprescindible para el crecimiento de bacterias y hongos, por lo que es bacteriostática. Cuando se produce una enteritis, o cualquier diarrea vamos, se pierde buena parte de la flora intestinal, microorganismos que viven de por vida con nosotros y que son beneficiosos, es más imprescindibles. Por lo que al perderse se deja cancha a microorganismos patógenos, cuando no han sido estos los que han desplazado a los “autóctonos”, lo que sería una infección. Al suministrar lactoferrina, se inhibe la proliferación de patógenos, hasta que la flora comensal se recupere.
La lisozima, más de lo mismo, es una proteína humana, presente en todas las mucosas, pero que se ve aumentada en procesos infecciosos y que degrada la pared bacteriana, el peptidoglicano, de manera específica.
Las alergias se producen por una respuesta inmunológica ante elementos (proteínas, glicoproteínas, etc) que en condiciones normales son inócuos, pero que el sistema inmunológico los reconoce como nocivos. ¿por qué? bueno, algo expliqué en este artículo.
Por tanto, en principio, digo en principio, estas proteínas aportadas desde fuera no producen alergia.

Justamente, la posibilidad de provocar alergias de los fármacos recombinantes producidos en plantas transgénicas, es uno de los riesgos que varias organizaciones estadounidenses, incluyendo el Center for Food Safety (Centro para la Seguridad de los Alimentos), habían alertado a las autoridades de su país cuando Ventria solicitó aprobación para cultivar este tipo de arroz en California.
Según el informe de ésta y otras organizaciones, sustentado con numerosas referencias científicas, las proteínas recombinantes – derivadas de organismos transgénicos- no son idénticas a las producidas naturalmente. Las diferencias pueden ser tan sutiles que en laboratorio pueden ser difíciles de detectar. Sin embargo, el sistema inmunológico de los seres humanos sí es sensible a estas diferencias y puede generar anticuerpos, que en algunos casos llevan a la reacción crónica a muchos otros alimentos o sustancias a los que antes el paciente no era alérgico.

Cierto, el sistema inmunológico genera anticuerpos contra TODAS las proteínas (y derivados), y estos pueden detectar diferencias minúsculas entre dos moléculas. Estos anticuerpos “característicos” los producen, en un principio, una sola célula que está tranquila en los ganglios linfáticos, cuando esta se ha puesto en contacto con la sustancia, su “media naranja”, se activa, se divide, etc. y produce la alergia. Pues bien, la probabilidad de que esa célula exista, de que esté en un ganglio del intestino, y de que otra célula le lleve el trocito de proteína “diferente”, es muy, pero que muy bajo. Y además, que sólo con el primer contacto, en unos meses desarrolle esa alergia, ese niño está gafado. Pero es que además!, todos los días (o meses que sé yo) nos enfrentamos no a pequeñísimas variaciones, sino frente a miles de nuevas proteínas, que nuestro sistema inmunológico no había visto jamás, a diferencia de la lactoferrina o la lisozima, sin embargo no desarrollamos alergias, normalmente. Esto es porque el sistema inmunológico tiene “polis buenos” (Células T reguladoras) que calma a los polis malos. A un poli en Los Ángeles se le enseña que los negros son peligrosos, pero hay detalles de algunos elementos negros que los hacen “inofensivos” ante la ley, como son coches caros, mujeres rubias, zona donde se mueva, etc. Pues igual.

En la respuesta que emitió a los cuestionamientos de Asociación Pro Derechos Humanos de Perú, el director del Instituto Especializado en la Salud de Niño, doctor Dante Figueroa Quintanilla, uno de los responsables del experimento, argumenta, entre otras cosas, que «en la medicina moderna se emplean lícitamente proteínas recombinantes para mejorar la salud de las personas, por ejemplo insulina, hormona del crecimiento, factores de coagulación y hematopóyeticos».
Justamente, en todo los casos citados por Figueroa Quintanilla han habido problemas de algún tipo, pero como ya es común en el caso de los transgénicos, la poderosa industria biotecnológica se ha ocupado de que sean escasamente difundidos y poco conocidos. Es inexcusable que un director de hospital, que firma su acuerdo para exponer a bebés a un experimento con proteínas recombinantes, no las conociera, o peor aún, no las tomara en cuenta.
Por ejemplo, la insulina recombinante, uno de los ejemplos más usados por los promotores de los transgénicos para señalar los supuestos beneficios de estos productos, conlleva una historia de ocultamiento y manipulación sobre sus efectos dañinos. En 1999, la Asociación Diabética Británica, dio a conocer un extenso informe -que había ocultado varios años debido a las «donaciones» que reciben de empresas farmacéuticas y de edulcorantes que también contienen transgénicos- según el cual, habían recibido quejas de casi el 10 por ciento de sus miembros (equivalente a 15 mil personas), directamente asociados con el cambio de la insulina animal a la insulina transgénica.

Pero bueno, ¿qué se está criticando aquí?, el uso de biotecnología para la medicina, el uso de insulina, a los diabéticos!!. El uso de insulina animal, la que se extraía de los cerdos (puff, ¿y los vegetarianos?), se purificaba y se inyectaba era:
-Muy difícil de producir, cara: por lo tanto era para diabéticos «pudientes». Elitista.
-La insulina de cerdo no tiene la misma estructura que la humana, no conozco el porcentaje de homología, pero es diferente. Entonces sí que se daban alergias, rechazos, etc.
-La insulina recombinante es idéntica a la humana, se produce por toneladas en cultivos bacterianos, se purifica al 100% sin impurezas y es baratísima. Preguntarle a un diabético de 15 años qué le pasaría si no tuviera esa insulina.
Esas quejas de las que habla en el párrafo anterior, ¿son por los edulcorantes transgénicos, por la insulina, por el color del bote de la insulina…?


Los daños reportados iban desde malestares leves hasta la ausencia de síntomas previos al coma diabético, (¿qué? releer esta frase, impresionante, imagino que será la traducción) que es muy grave porque puede llevar al paciente a la muerte (si tiene ausencia de síntomas, ¿cómo llega al coma?), al no tomar medidas para enfrentarlo. Se ha documentado también la generación de anticuerpos en el caso del uso de factores de coagulación y hormonas de crecimiento. En un caso particular (MGDF) fue retirado de las pruebas clínicas porque la formación de anticuerpos provocaba hemorragias. (Como ya he dicho antes, si no se hicieran pruebas clínicas, no habría medicamentos.) En otros casos, siguen en circulación pese a que se conocen sus efectos dañinos, en parte porque las empresas los ocultan o minimizan, en parte porque eliminan otras alternativas o cuentan con poderosos cabilderos para impedir que se conozca la verdad y se tomen acciones consecuentes.
Igual que con los transgénicos agrícolas, son abultados los expedientes ocultos de los transgénicos de uso farmacéutico, ya que si se conocieran en totalidad, no habría justificación para que estuvieran en el mercado.
En el caso de Ventria en Perú, parece que, además, están dispuestos a seguir el triste camino que han recorrido muchas empresas farmacéuticas de usar a las poblaciones del tercer mundo para hacer experimentos no autorizados en su país.
Silvia Ribeiro es investigadora del Grupo ETC


Os habréis dado cuenta que mi crítica ha sido hasta ahora solo «biológica». Lo hago así porque es como se tiene que hacer. No se puede mezclar chicha y limoná, por más que una indocumentada persona quiera.
El capitalismo en su fase imperialista necesita para su supervivencia, para su reproducción el dominio, el saqueo, la explotación de regiones dominadas. Ahora Israel prueba armas nuevas en El Líbano, prueba tecnología nueva. Lo mismo hacen las multinacionales farmacéuticas. Con lo que se gasta EEUU al año en tener gobiernos títeres, sumisos va a probar nuevos medicamentos exclusivamente en EEUU, y si lo hace lo hace con los parias de su país.
Lo que quiero decir es que si mezclas la lucha contra el capitalismo (o contra las multinacionales) con la lucha contra la biotecnología vas perdido.
El uso de la biotecnología es beneficioso, lo es. A mí no me gustaría tener hepatitis B, gracias a la biotecnología cubana existe esa vacuna. Vacuna que se vende con precios especiales a países pobres, que se ha probado en seres humanos con todas las garantías éticas, de salud, etc. Cuba está sembrando y comercializando tabaco transgénico, cuando pasó todos los controles que los científicos (y no las multinacionales) vieron necesarios.
La Ciencia es la herramienta del Capitalismo para el desarrollo de las fuerzas productivas, para aumentar la explotación, los beneficios, para reproducir el sistema… Pero hasta que no estemos en total equilibrio con la naturaleza, a mí que me den insulina recombinante que del cerdo…el jamón!

REFORMA LABORAL: ¡YA SÍ!

REFORMA LABORAL MAYO 2006.

Ya en la introducción del texto firmado por el gobierno, la patronal y los 2 sindicatos mayoritarios, lo que claramente indica de lo que se quiere con esta reforma es “mejorar el funcionamiento del mercado laboral”. Como si de ganado se tratase, los trabajadores españoles no hemos participado en las condiciones legales de nuestra compra-venta. Con un absoluto oscurantismo y ahora con una sarta de mentiras y tergiversaciones se ha firmado la poco cacareada reforma laboral (del mercado…de abastos).

A continuación se dice que los firmantes quieren: “…impulsar un modelo de crecimiento económico equilibrado y duradero basado en la competitividad de las empresas, el incremento de la productividad y la cohesión social”
Para que las empresas sean más competitivas y se aumente la productividad necesitan (entre otras cosas) comprar las mercancías a un buen precio, la única mercancía que se ponen a sí misma el precio en una especie de subasta es la mercancía trabajo, y que la mercancía sea de calidad. O sea, alta cualificación a bajo precio.
Eso sí, con cohesión social, o sea que empresarios y trabajadores sean amigos para siempre y que los trabajadores no nos quejemos demasiado.

Según el texto la RL va encaminada a aumentar la estabilidad en el empleo reduciendo los contratos temporales y al final de la introducción hace “una llamada a que se conozca y se aplique su contenido”. ¿Las leyes no son de obligado cumplimiento?

¿Y cómo pretenden conseguir esto?
1º: Disminuyendo la cotización empresarial por desempleo y el impuesto al Fondo de Garantía salarial para los contratos indefinidos. O sea, reduciendo lo que pagan los empresarios por los trabajadores. En definitiva es menos dinero para la “bolsa” de protección social del trabajador en caso de ser despedido.
2º: Aumentando en tiempo y cuantía las bonificaciones que recibe el empresario por realizar contratos indefinidos de fomento de empleo (o de contratación indefinida), sobre todo si este “proviene” de un encadenamiento de contratos temporales.

Por ejemplo, si una empresa contrata indefinidamente a una mujer 24 meses después de dar a luz, esta empresa recibirá 1200€ al año de bonificación, durante 4 años. O sea, que el Estado no garantiza el empleo y bienestar de esa madre, sino que lo deja a la buena voluntad (incentivada, eso sí) del empresario.

En el punto: MEDIDAS PARA MEJORAR LA UTILIZACIÓN DE LA CONTRATACIÓN TEMPORAL. CESIÓN ILEGAL DE TRABAJADORES. CONTRATAS Y SUBCONTRATAS. INSPECCIÓN DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL
“Los firmantes coinciden en la necesidad de adoptar medidas para promover una utilización más adecuada de contratación laboral…”
“Adoptar medidas”…”para promover”: No pretende prohibir, vigilar y condenar la cesión ilegal de trabajadores. O generalizar las inspecciones de trabajo y que estas sean sin denuncia previa o anónima, no, lo van a promover. Pues a todos los que no traficamos con drogas nos podrían “bonificar”, ¿no?
En otro párrafo dicen que hay que definir claramente en el estatuto de los trabajadores lo que es “cesión ilegal de trabajadores”, porque legalmente esa cesión sólo la pueden hacer las ETTs. “Yo te presto el mulo un par de días si me das una fanega de trigo”.
Se inventan un “contrato indeterminado” para eliminar la utilización masiva actual del contrato de obra o servicio en las contratas y subcontratas, dentro del contrato indefinido de fomento del empleo. Se llama por tanto indefinido, pero durante los 3 primeros años funciona como un contrato temporal (despido automático por finalización de la obra o el servicio).

Encadenamiento de Contratos temporales:
los trabajadores que en un periodo de 30 meses hubieran estado contratados durante un plazo superior a 24 meses,… para el mismo puesto de trabajo con la misma empresa, mediante dos o más contratos temporales, sea directamente o a través de su puesta a disposición por empresas de trabajo temporal, con las mismas o diferentes modalidades contractuales de duración determinada, adquirirán la condición de trabajadores fijos.
1º: Reconocen la existencia generalizada del encadenamiento de contratos temporales “en fraude”.
2º: Reconocen que las bonificaciones a los contratos indefinidos no van a enriquecer lo suficiente al empresario para que haga indefinido a un trabajador que lleva más de 2 años trabajando para la misma empresa sin estabilidad.
3º: Y quién va a obligar al empresario a hacer al trabajador fijo, ¿el gobierno, los sindicatos o el trabajador previa denuncia no anónima?
4º: ¿cuántos “puestos de trabajo” para la misma tarea puede haber dentro de una empresa? Véase “Auxiliar de enfermería”. Esto invalidaría ese punto.
5º: En este punto no entran los contratos formativos…

Contratos formativos:
Estos serán de los 16 a los 21 años, con algunas excepciones que será hasta los 24, una de ellas es si tienes alguna discapacidad. O sea, los discapacitados pueden estar en aprendizaje hasta los 24…

Pretenden aumentar de 772 inspectores a la cifra de 954, para todo el ¡Estado español! Además:
Las actuaciones de la Inspección se desarrollarán, prioritariamente, a través de actuaciones y campañas planificadas y programadas. Las mismas tendrán también un carácter informativo y de promoción y divulgación de la normativa laboral y no solo un contenido estrictamente sancionador.

Qué diferencia hay realmente entre un encadenamiento de contratos temporales y un contrato “indefinido”. Pues eso, que no se ha definido cuándo te echan, sino que lo hace el empresario cuando quiere. Gratuitamente los 3 primeros años en el “contrato indeterminado” y 33 días por año trabajado con un máximo de 2 años (o sea 66 días de nómina) en el resto de casos. O lo que es lo mismo, cuando el empresario no te necesite más. Y eso “los firmantes” lo ven como un avance contra la precariedad laboral. ¿y tú cómo lo ves?

La malaria como herramienta imperialista

Este artículo publicado en El País demuestra, entre otras cosas, el papel del Banco Mundial como herramienta para someter a los países pobres, para mantenerlos en un estado vegetativo, un verdadero genocidio.
Si un médico conscientemente te manda un medicamento que sabe que te va a empeorar, es un criminal, pero si eso se hace a millones de personas, a Pueblos enteros, ya sumidos en la miseria, y encima se regodean de ello…es un genocidio.
¿seremos nosotros los próximos, o ya lo somos? Ayer me enteré que de 350 embarazadas de Granada, el 97% de ellas tenían altos niveles de pesticidas, incluidos el DDT prohibido hace 30 años, en leche, sangre y placenta.
Ya no se trata de luchar por las ballenas, se trata de que este modo de producción, este Sistema nos masacra. Sigamos mirando para otro lado.
Menos mal que tenemos 2 equipos españoles en las finales europeas, si no qué iba a ser de nuestra vida.

EMILIO DE BENITO
«Si un médico se hubiera comportado como el Banco Mundial, habría sido condenado por mala práctica». Ésta es una de las conclusiones del artículo publicado en The Lancet por 13 importantes especialistas en malaria que acusan a la institución de haber desembolsado sólo una cuarta parte de los 325 millones de euros prometidos en cinco años en la lucha contra la enfermedad, de alterar para su beneficio los resultados de sus iniciativas e incluso de promover campañas basadas en tratamientos ineficaces. El Banco Mundial niega las acusaciones y atribuye los posibles errores a los países.
La malaria afecta a 300 millones de personas al año, y está presente en países donde vive la mitad de la población del planeta. Es endémica en muchas zonas africanas, donde es la primera causa de muerte infantil, incluso por delante del sida. Por eso en 1998 se estableció una iniciativa, llamada Roll Back Malaria (RBM, Hacer Retroceder el Paludismo) cuyo objetivo era reducir a la mitad la incidencia de la enfermedad hasta 2010.
Un grupo de expertos encabezados por Amir Attaran, del Instituto de Salud Pública de la Universidad de Ottawa (Canadá), publicó ayer en The Lancet, coincidiendo con el día mundial contra la enfermedad, un informe en el que destaca el incumplimiento de estos objetivos. Los autores del trabajo cargan las culpas sobre el Banco Mundial. Este organismo, encargado por la ONU de promover el desarrollo en los países más pobres, debería ser el mayor financiador de los programas para erradicar la malaria. Pero, siempre según los autores del estudio, no lo ha hecho.
Los 13 investigadores, algunos de instituciones tan prestigiosas como la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres o las universidades de Oxford y Harvard, destacan que en 2000 el Banco Mundial prometió ayudas de entre 240 millones y 400 millones de euros en cinco años -«realmente, préstamos»-. Esta cantidad fue reducida en 2002 a 160 millones de euros. Para el periodo entre 2004 y 2005, la aportación había bajado a unos 100 millones de euros.
Falta de transparencia
Pero las críticas no se refieren sólo a la cantidad. Los autores también destacan «la falta de transparencia en el reparto de estos fondos», y que el equipo encargado de estudiar las solicitudes había pasado de tener siete personas en 2002 a cero. «Con ningún trabajador dedicado, el programa para la malaria podía hacer muy poco», apuntan.
Otro aspecto que critican es que en lugar de financiar los tratamientos más modernos (una terapia combinada que usa un extracto vegetal, la artemisinina), los programas del Banco Mundial insistieron en recomendar el uso de la cloroquina. Este medicamento -heredero de la quinina de hace más de cien años-, ha ido perdiendo eficacia a medida que el microorganismo que causa la enfermedad se ha ido haciendo resistente. «Si un médico o un farmacéutico se hubiera comportado como el banco, habría sido condenado por mala práctica médica», dicen los autores del trabajo.
Los expertos estudian los casos de dos países especialmente importantes. El Banco Mundial se atribuye éxitos en Brasil y la India que los investigadores no han podido comprobar. «El Banco se adjudica haber evitado dos millones de casos y 231.000 muertes en Brasil», lo que según los científicos es falso. En la India, las recomendaciones de programas con cloroquina podían haber extendido la resistencia de la malaria, insisten. Como conclusión, proponen que el Banco Mundial cierre sus programas y empiece de cero.
The Lancet recoge también un artículo del Banco Mundial que rechaza estas críticas. Sus autores sólo coinciden con los del otro articulo en el «drama» que supone la malaria. Pero defienden sus actuaciones alegando que gran parte de los fondos que no se recogen están dedicados a programas a largo plazo.
Además, indican que en algunos casos los fondos no han sido reclamados, o que los programas presentados no ofrecían garantías. También recuerdan que en las 13 oficinas para África del Banco Mundial hay personas dedicadas al desarrollo de estos países, y que, por lo tanto, también llevan proyectos de control de la malaria.
Según su presidente, Paul Wolkowitz, el personal dedicado a estos programas ha pasado de 57 a 63 personas, aunque no se trate de técnicos que trabajen en exclusiva, sino dentro de programas más amplios para el desarrollo de los países más pobres.
De la mosquitera a la vacuna
La malaria es una enfermedad causada por un microorganismo (el Plasmodium falciparum) que mata a un millón de personas cada año, la mayoría niños africanos de menos de cinco años. Está presente en todos los países que se encuentran entre los dos trópicos -justo los más pobres del planeta-, donde habita el mosquito Anopheles, cuya hembra la transmite.
En los últimos años se han descrito casos fuera de este entorno debidos a la facilidad en los viajes y también al calentamiento, que facilita la reproducción de los insectos más al norte.
La primera medida de protección, y la más barata, consiste en evitar las picaduras de la hembra del Anopheles. Como se trata de un animal nocturno, las mosquiteras impregnadas de insecticida son una herramienta fundamental. También la fumigación de las zonas húmedas donde cría.
Pero también hay remedios médicos para combatir la infección. El más antiguo y conocido es la quinina, la corteza de un árbol cuyo uso por los descubridores ingleses, que lo aprendieron de los indios, dio lugar a un refresco, la tónica. Pero la quinina, y otras formas más modernas, como la cloroquina, han ido perdiendo eficacia al hacerse resistente el microorganismo que causa la malaria. Por eso desde hace unos años la OMS recomienda los tratamientos combinados con artemisinina, un extracto de una planta china, que se usaba desde hace siglos como remedio para las fiebres.
Como en todas las enfermedades infecciosas, estos remedios no son más que parches a la espera de uno definitivo: la vacuna. La Fundación Bill y Melinda Gates ha aportado casi 200 millones para conseguirla. El prototipo probado por el médico español Pedro Alonso en Mozambique en 2005 es la primera demostración de que esta vacuna es posible.
EL PAÍS

1 de Mayo de 2006

«Si creéis que ahorcándonos podéis acabar con el movimiento obrero … ¡entonces ahórcadnos! Aquí pisoteáis una chispa, pero allí y allá, detrás de vosotros, frente a vosotros, y por todas partes, las llamas surgirán. Es un fuego subterráneo. No lo podréis apagar».

Albert Spies (ejecutado en Chicago el 11 de noviembre de 1887)

Hoy, como en 1886 no hay nada que celebrar. En 1886, “Labor union” convocó una huelga general pidiendo las 8 horas. La huelga fue seguida masivamente, pero en enfrentamientos explotó una bomba que mató a varios policías. Se detuvo a varios de los cabecillas de las movilizaciones y amañaron el juicio. Ahorcaron a 7 trabajadores acusados falsamente del atentado y los trabajadores de todo el mundo salieron a la calle durante décadas todos los primeros de mayo, convirtiéndose en el “Día internacional de la Clase Obrera”.

Sin embargo, aún hoy seguimos trabajando más de 8 horas con la productividad más alta de la historia, para que España sea “competitiva”, para que las empresas ganen un 20% más que en el 2004, para que los beneficios de la banca sean un 52% más. Mientras, 1000 trabajadores mueren cada año en el “tajo” y 8 millones de españoles son pobres.
Los 1 de mayo empezaron como días de lucha obrera, huelgas, reivindicaciones. Pero la burguesía ha sabido asimilar muy bien este día. Lo incluye en su calendario de festivos, en sus presupuestos. Es más lo utiliza como música que calma a los leones. Qué mejor manera de no oír llorar más a un niño que dándole un caramelo.
Al hacer festivo este día, es fácil que pierda su carácter reivindicativo y de lucha. Y así ha sido, pero este año no puede ser festivo.
El 2006 es el año de otra contrarreforma más del gobierno, las cúpulas sindicales y la patronal. Los detalles de la reforma ya han sido publicados en la prensa y en el anterior agitación. Lo importante para la juventud trabajadora es que nos la quieren vender como una reforma que disminuirá el empleo temporal. Para que esto fuera cierto, un contrato indefinido debería dar más estabilidad que uno temporal, que es lo que los trabajadores pretendemos. Hagamos cuentas, un sueldo de unos 800€, 40 horas semanales, 5€ la hora. Si te despiden, el finiquito será de 33 días por año trabajado, máximo 48 meses = 1760 €, trabajes 2, 3 o 15 años. La incertidumbre que genera el que al jefe no le cueste mucho despedirte es peor que un contrato de 9 meses porque es raro que te echen antes de que termine.
No puede ser festivo porque cientos de miles de personas trabajarán el 1º de mayo.
No puede ser festivo y debe ser de lucha porque 1000 personas mueren cada año en su puesto de trabajo, y decenas de miles se mueren al buscarlo. Cuando a un chaval de 19 años, en el siglo XXI, muere aplastado al caerle encima una piedra de varias toneladas, no se está produciendo un accidente, es un asesinato. Puede que dentro de nuestro actual marco legal sea un asesinato involuntario, (la empresa no quiso matarlo), pero sí es un asesinato en toda regla cuando lo estudiamos a nivel global. Porque no se ponen las medidas para evitarlo:
Formación laboral, por qué un albañil no debe ser formado como un fontanero.
Subcontratación: del presupuesto inicial de una obra se pierde hasta el 40% en las distintas empresas subcontratas, por lo que la última no invertirá en seguridad. Además se conoce perfectamente al delincuente: 30.000 empresas concentran el 48% de los accidentes laborales.
Modo de organizar la producción: Este es el factor más importante y que engloba al resto. ¿quién y para? ¿quién decide lo que se produce y para qué se produce? Los trabajadores no decidimos lo que se fabrica y los empresarios no hacen casas para que sean habitadas sino para ganar dinero. Les da igual para qué se compre, si es para especular, hacer negocio o simplemente vivir, siempre que ganen con la venta. Estas dos preguntas son las causas de TODOS los problemas actuales del mundo.
Crisis energética y sus guerras, paro, inflación, pobreza, precariedad en general, bajos salarios y muchas horas de trabajo, contaminación y destrucción del medio ambiente. Sólo con analizar cada una de ellas llegaremos a la conclusión de que la única manera de solucionar realmente cada uno de estos problemas es que toda la Humanidad decida sobre la producción y no como hasta ahora lo hagan unos pocos, los empresarios, accionistas, banqueros, burgueses, terratenientes, oligarcas, caciques, etc.

Denunciamos sin tapujos la actuación de las cúpulas de UGT y CCOO como actores de la política neoliberal, como agentes de la banca infiltrados en las organizaciones de los trabajadores para que estos no luchemos. Aún así seguimos defendiendo el sindicato, la unidad sindical y el binomio movilización-negociación. Sólo con la organización de los trabajadores en un sindicato de clase, masivo, combativo y democrático hasta la médula, se podrá aspirar a que los trabajadores españoles tomemos conciencia de nuestras posibilidades y de nuestro poder. Y de que sólo participando y democratizando los procesos productivos, que no es más que democratizar nuestro trabajo diario, conseguiremos que ese otro mundo sea posible.

ANTE EL TERRORISMO PATRONAL: HUELGA GENERAL

Subir ↑