Primero veamos el vídeo, de la intervención de Cristina Kirchner, presidenta de Argentina, durante el G20.

[youtube http://youtu.be/mghnG6vfxTI]

“si el capitalismo es eso, que la gente consuma, que ustedes, los empresarios produzcan y vendan cada vez más”

“quién me habría visto en mis épocas universitarias y ahora, estoy proponiendo volver al capitalismo en serio…” “se van a empezar a cuestionar los fundamentos de la democracia…” “Mirar con perspectiva de liderazgo histórico”.

Su intervención coincide plenamente con la “Declaración de ocupación” de Occupy Wall st, y con buena parte de las reivindicaciones del 15M. ¡Hay que regular señores! La diferencia con los movimientos es que ella lo dice claramente, hay que regular, para volver al capitalismo productivo (lo que ella llama capitalismo de verdad) frente al “anarcocapitalismo” (término que me encanta). Los movimientos dicen hay que regular porque los ladrones (especuladores) nos están quitando el trabajo, la vivienda, etc. Y ellos no son los verdaderos capitalistas. Son los “verdaderos empresarios”, los que tienen que tomar las riendas de esos aficionados que desde su “escritorio con un computador”, lo ponen todo patas arriba, por la codicia. (Término muy utilizado en los movimientos).

Ella conoce muy bien, por sus “épocas universitarias” imagino, que es importante que la burguesía mantenga “el liderazgo histórico”, la hegemonía. Que su ideología sea la predominante, que no se cuestionen los fundamentos de la democracia parlamentaria. Y estas crisis, que como bien dice, no es otra cosa que el enriquecimiento de unos pocos capitalistas no productivos, llevan a que se pierda el liderazgo.

Cuando el otro día escribía sobre que Occupy Wall st. no son el 99%, estaba diciendo precisamente eso. La regulación del capital financiero, la apuesta por la democracia (la representativa), porque los especuladores salgan de la casa blanca, en contra de la especulación, etc, etc, para recuperar “el empleo” (véase la producción) es el plan de la burguesía (y la ahora aliada pequeñoburguesía), que lo que quiere es que la cosa no se vaya de las manos. Por eso es reaccionaria. Si nosotros (en oposición a la clase en el poder) miramos con perspectiva histórica, veremos que los grandes movimientos de masas que claudicaron ante esas Ideas “foráneas” consolidaron al capitalismo, al de verdad.

Y vuelvo al tema del poder, del liderazgo, de la hegemonía, como queramos llamarlo. Lo que las plazas tienen que construir es un nuevo poder, una nueva hegemonía. Mirándole al capitalismo a los ojos. Viendo a las Cristinas en las plazas, que sus palabras son las del Capitalismo. Que el capitalismo de verdad surge, se alimenta del trabajo, porque donde hay trabajo hay explotación. (el desempleo también es explotación, pero ese es otro tema). Y es ahí donde hay que atacar, en la producción (o no-producción del desempleo).

Argentina salvó con el Kirchnerismo al capitalismo argentino, y diría que regional. Expulsó a los tramposos para que el juego siguiera. Eso es lo que las plazas están haciendo, pidiendo que se saque a los tramposos. Yo estoy en contra. No quiero que el juego continúe, quiero romper el tablero del Monopoly.

Anuncios